(Sin fines de lucro)

viernes, 13 de octubre de 2017

Oficializan la primera cooperativa de comunidades indígenas del Paraguay

El martes 10 de octubre fue firmado un convenio entre la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), el Instituto Nacional del Cooperativismo (INCOOP) y el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), con el objetivo de propiciar e impulsar la constitución, reconocimiento, forma jurídica y el funcionamiento de una cooperativa de producción conformada por 11  comunidades indígenas del Chaco Central, de la región occidental del país.

La Constitución Nacional garantiza un régimen especial a los pueblos indígenas, al reconocer su existencia como grupos de cultura anteriores a la formación del Estado paraguayo.  En esta línea, se establece que los pueblos indígenas tienen derecho a aplicar libremente sus sistemas de organización política, social, económica, al igual que la voluntaria sujeción a sus normas tradicionales para la regulación de la convivencia interior, siempre que ellas no atenten contra los derechos fundamentales establecidos en esta Constitución.

Una de las prioridades que tienen en común la FECOPROD, el INCOOP y el INDI es reducir los niveles de pobreza, ayudar a elevar la calidad de vida y apoyar la inclusión y participación en la economía nacional, fomentando los principios del Cooperativismo. La participación en el sistema cooperativo significaría un ejercicio de valoración en el trabajo, elevando la autoestima de los pueblos indígenas, mejorando así su capacidad productiva para lograr esos objetivos.

Con este convenio, dichas entidades dieron reconocimiento oficialmente a las pretensiones de estas comunidades de asumir el control de sus propias instituciones y de su desarrollo económico, como así también a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones. 
De esta forma se fomenta la INCLUSIÓN de las comunidades indígenas en los estamentos y organizaciones de desarrollo del Paraguay, encontrando una forma de superación, luego de haber sufrido una dejadez por parte del Estado durante largo tiempo, quedando relegados por las brechas estructurales que han desfavorecido a los más vulnerables.

EDWIN REIMER- PRESIDENTE DE FECOPROD
“El modelo de una cooperativa de comunidad indígena es lo más adecuado” Afirmó que allí se respetan sus derechos ancestrales, ellos en su comunidad se organizan según sus costumbres y su comunidad tiene una personería jurídica, a través de la cual se crea la cooperativa y así, de esta forma pueden insertarse en la economía del país y ser parte del mundo económico, y ya no ser excluidos. Esto se complementa muy bien con lo que las naciones unidas declararon el año pasado, tanto el modelo cooperativo como el modelo empresarial. El más sustentable y más inclusivo de todo modelo económico. 
“Modelo a replicar” También agregó que este no fue un proyecto de solo 3 instituciones, sino que fue un proyecto país, y que este modelo se puede replicar en la región oriental. Dijo que en otros países están muy ansiosos de ver cómo funciona esto, que se pudo gracias a la apertura de muchas instituciones.

FELIX HERNAN GIMENEZ – PRESIDENTE INCOOP
Manifestó que lo que se está haciendo es legalizar algo que ya estaba en tratativas hace tiempo y que se va a respetar la ley del indígena, ayudándoles desde el INCOOP, en compromiso con FECOPROD y el INDI.

ALDO CESAR ZALDIVAR – PRESIDENTE INDI
Admitió que el INDI en los últimos años se vio debilitado y que tiene una imagen que está luchando día a día por levantarse. Agradeció por incluir al INDI en esta iniciativa muy fundamental y muy importante, por permitirles ser parte del proceso de desarrollo económico del país y del desarrollo económico cooperativo.

También describió una anécdota sobre un joven indígena que quiere ser líder de su comunidad y que en una ocasión se acercó a él expresándole por parte de su comunidad: “nosotros queremos estudiar como ustedes, queremos tener nuestro televisor, moto, vehículo, preguntándole “¿porque nosotros no podemos?” Con esto, Zaldívar llegó a la reflexión de que simplemente no pueden porque, por ejemplo, las propiedades de los indígenas son propiedades comunitarias. “con muy buen tino se pensó en su momento crear estas propiedades comunitarias para que ellos puedan desarrollar su vida, desarrollar su cultura dentro de las comunidades, pero todo el mundo se olvidó de la economía comunitaria, de cómo fortalecer esta economía comunitaria y de cómo pueden ellos desarrollarse en ella. Ellos esencialmente, culturalmente, siempre han sido cooperativistas y han compartido lo poco o mucho que tenían en favor de la comunidad. Entonces eso hoy va a ser una realidad y no vamos a chocar con ninguna cultura. Al contrario, vamos a generar lo que este gobierno quiere para todo nuestro país, primero que nada: integrarse al proceso económico nacional y segundo generar oportunidades”, agregó. “hoy florece la oportunidad para ese joven indígena que se me había acercado. Que hoy tiene la posibilidad de desarrollarse en comunidad, pero también desarrollar la economía comunitaria que va a ser mucho más equitativa de lo que hoy es.” Dijo.  

A la vez, admitió que hay inequidades con relación a la distribución de recursos y a la distribución de dividendos en las comunidades indígenas. “realmente el líder se queda con la mayor parte de la torta y hoy, con lo que podemos llegar al lograr a través de esta asociación, eso va a ser mil veces más equitativa de lo que hoy es”, señaló. 

economiavirtual.com.py