(Sin fines de lucro)

miércoles, 11 de octubre de 2017

Paraguay es líder mundial en la aplicación del Índice de Progreso Social

Paraguay ha sido un líder mundial en la aplicación del Índice de Progreso Social (IPS) desde el año 2013. Así lo indicó tajantemente Michael Green, Director Ejecutivo del Imperativo para el Progreso Social (Social Progress Imperative) durante la presentación del Índice Nacional de Progreso Social (INPS) presentado en la fecha por la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP) y el Grupo Impulsor del Índice Nacional de Progreso Social (GI-INPS).

Recordó que nuestro país fue el primero en integrar el IPS a su Plan Nacional de Desarrollo (PND Paraguay 2030). “Y hoy día Paraguay de nuevo está marcando estándares al ser el primer país en combinar información de la Encuesta Permanente de Hogares y del Índice de Progreso Social para obtener resultados a nivel departamental”, añadió.

Por su parte, el ministro secretario ejecutivo de la STP, José Molinas Vega, manifestó que en 2016, el Paraguay mantuvo los esfuerzos encaminados a garantizar el Progreso Social de sus habitantes con una calificación de 70,03 puntos (nivel medio alto).

¿Qué es el IPS?
El Índice del progreso social es entendido como la capacidad de una sociedad para satisfacer las necesidades humanas fundamentales de sus ciudadanos, establecer los elementos básicos que permitan a individuos y comunidades mejorar y mantener su calidad de vida, y crear las condiciones para que todas las personas alcancen su pleno potencial.

El Índice de Progreso Social agrupa indicadores en tres dimensiones (Necesidades Humanas Básicas, Fundamentos del Bienestar, Oportunidades) que se dividen a su vez en doce componentes. Esta estructura permite tener una visión tanto global del desarrollo social como enfocada en temas relevantes.

El INPS permitirá mejorar el diálogo y la coordinación entre los gobiernos locales, los Consejos de Desarrollo locales y la sociedad civil, a fin de dinamizar los procesos de trabajo por el desarrollo social de las distintas regiones del país. Esta herramienta también puede proveer información importante al sector privado. Empresas e institutos pertenecientes a este sector pueden, a través de este nuevo instrumento, involucrarse en los procesos de desarrollo del país mediante su intervención en las áreas que sean necesarias y donde puedan generar un impacto considerable.

¿Cómo mide Paraguay?
Para el año 2016, de las tres dimensiones que posee del Índice Nacional de Progreso Social, la de mayor puntaje es Necesidades Humanas Básicas (NHB), que presenta una calificación alta (82,08). Por orden de puntajes, la siguiente dimensión es Fundamentos del Bienestar (FBE), de nivel medio-alto (71,12). Finamente, la dimensión de Oportunidades (OPT) es la que presenta el menor puntaje de las tres dimensiones, uno de nivel medio-bajo (56,88).

En las NHB se agrupan indicadores que miden la nutrición y la médica básica; el acceso al agua y saneamiento; el acceso a la vivienda y la seguridad personal. En los FBE se mide el acceso a conocimientos básicos; a información y comunicación; la salud y bienestar y la calidad medioambiental. Por último en los OPT se incluyen los derechos personales; la libertad personal y de elección; la tolerancia e inclusión y el acceso a la educación superior.

Al analizar los resultados por componentes, se puede apreciar que aquellos correspondientes a la dimensión de Necesidades Humanas Básicas presentan puntajes medio-altos y altos, por encima del 82, con la única excepción del componente Nutrición y Asistencia Médica Básica (74,89).

En cuanto a los puntajes en la dimensión Fundamentos del Bienestar, éstos son más variados. Así, los componentes que presentan un mejor desempeño son Acceso a Conocimientos Básicos (83,23) y Calidad Medioambiental (80,48), ambos altos. Por otra parte, los puntajes menores corresponden a los componentes Salud y Bienestar (65,59, medio-alto) y Acceso a Información y Comunicaciones (55,18, medio-bajo).

La tercera dimensión, Oportunidades, también presenta disparidades en los puntajes de sus componentes. Por un lado, Libertad Personal y de Elección es el que cuenta con el puntaje más alto del grupo (78,34), de nivel alto. Por otro lado, los componentes Derechos Personales y Tolerancia e Inclusión son similares en puntuación (66,78 y 66,07, respectivamente), ambos de nivel medio-alto. Finalmente, Acceso a Educación Superior es el componente que presenta el menor puntaje (16,33), no solo dentro de este componente, sino de entre todas las dimensiones. Este es el único puntaje de todos los componentes que corresponde a un nivel bajo o muy bajo.
Fuente: STP

economiavirtual.com.py