(Sin fines de lucro)

lunes, 30 de octubre de 2017

Proyectan inversiones de Caja Fiscal de forma gradual, responsable y prudente

La Caja Fiscal del Ministerio de Hacienda desde el 2013 viene invirtiendo recursos excedentes del Fondo de Jubilaciones de los Programas Contributivos Civiles en la compra de Bonos de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). En estos cuatro años ha invertido unos 233 millones de dólares, con un retorno de USD 50,9 millones.


Acompañada del viceministro de Economía, Humberto Colmán; el viceministro de Administración Financiera, Oscar Llamosas; la directora de la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones, María Irene Barreto; y la directora de la Dirección de Estudios Económicos, Carmen Marín, la ministra de Hacienda Lea Giménez afirmó que con el plan de diversificación se busca avanzar de forma gradual en la inversión responsable, transparente, prudente, moderada de esos fondos, a más de asegurar la sostenibilidad de las cajas.

“Sabemos que las cajas tienen hoy día USD 70 millones de déficit. Específicamente esto se debe a que los aportes de los docentes están en negativo en un 31%, de los policías está en un negativo en un 57%, y el aporte de los militares está en -77%. De todos los aportantes a la Caja Fiscal, esos tres grupos realmente son los grupos más deficitarios y que hoy se están financiando con ingresos tributarios, aportes de los contribuyentes”, remarcó.

En otro momento, mencionó que es importante seguir invirtiendo en bonos de la AFD, pero también hay que apuntar a la diversificación, bajo los principios de seguridad, liquidez y rentabilidad. También se evita la concentración de recursos, teniendo en cuenta que hoy está en un 100% en la AFD, lo que implica una alta dependencia de la demanda de dicho sector. En este sentido, se podría optar por inversiones AAA (Triple A), como lo son, por ejemplo, los Bonos del Banco Nacional de Fomento (BNF) y de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Asimismo, estos fondos tendrán retorno a través de los intereses y volverán al jubilado. “Si estos recursos solo están depositados en el BCP no generan intereses, más bien van perdiendo valor día a día con la inflación. Es decir, lo que yo aporto hoy valdrá menos cuando yo me jubilé”, explicó en forma didáctica la titular de Hacienda.

Cabe señalar que la Caja Fiscal cuenta hoy con USD 690 millones de recursos ociosos disponibles para invertir. De los tres regímenes superavitarios, el 89% de estos recursos provienen de la Administración Pública, en un 7% de la Administración de Justicia y en un 4% de los Docentes Universitarios. 

Sumado esos USD 690 millones de recursos ociosos con los USD 233 millones ya invertidos, en total hoy la Caja Fiscal dispone de USD 923 millones. A la fecha, los recursos invertidos han generado USD 24, 7 millones en intereses cobrados y USD 26,2 millones en intereses a cobrar.