(Sin fines de lucro)

lunes, 2 de octubre de 2017

Rendición de Cuentas se cumple en el marco de una normativa de transparencia

El Ministerio de Hacienda, en el marco de la transparencia gubernamental, está dando cumplimiento al nuevo Manual de Rendición de Cuentas para las instituciones públicas del Poder Ejecutivo, elaborado y aprobado por la Secretaría Nacional Anticorrupción, con el apoyo de USAID y Ceamso, en marzo del 2017. 

La Rendición de Cuentas se viene cumpliendo desde el 2014; sin embargo, el nuevo Manual de Rendición de Cuentas sugiere la implementación de planes de rendición de cuentas más participativos a través de Audiencias Públicas con diferentes públicos. En este sentido, la mejor práctica internacional en la materia habla de incorporar en el proceso de rendición a todas las acciones y herramientas de participación ciudadana y diálogo social existentes y potenciales, generando un sentido de aprendizaje bidireccional y progresividad en el debate sobre las políticas públicas.

El nuevo Manual de Rendición también promueve espacios de participación ciudadana y diálogo social sobre políticas públicas, ya que rendir cuentas es una obligación constitucional, legal y ética de los servidores Públicos, sobre los objetivos misionales de la institución, de las metas contenidas en sus planes nacionales y sectoriales y no solamente en relación al manejo administrativo y financiero de los recursos Públicos.

Siguiendo esta orientación es que el Ministerio de Hacienda inició el periodo de Rendición de Cuentas en el interior del país y la capital, llegando a la mayor cantidad de personas, sin importar banderías políticas, ideológicas ni credos.

Por lo tanto, de ninguna manera puede dejar pasar por alto la interpretación que le dan algunos medios de prensa al calificarla con el concepto de “tinte electoral” y categóricamente rechaza la errónea y malintencionada vinculación con las proximidades del periodo electoral. 

El Ministerio de Hacienda insta a los medios de prensa a evitar este tipo de noticias fuera de contexto que empañan innecesariamente esfuerzos genuinos de mejorar la labor de las instituciones públicas y la construcción de un mejor relacionamiento entre el Estado y la ciudadanía.