(Sin fines de lucro)

sábado, 25 de noviembre de 2017

Crece cartera de crédito en América Latina

La menor dinámica de la cartera, el bajo crecimiento económico, los efectos de algunas políticas monetarias y programas de ajuste macroeconómico han afectado a la banca. Así lo señala la Federación Latinoamericana de Bancos, la cual informa que la cartera de créditos en América Latina registró un crecimiento de solo 5% anual durante la primera parte de 2017.

En su Informe Trimestral Económico Bancario Regional No. 7, Felaban indica que nueve de los países de la región presentaron un comportamiento de la cartera crediticia por debajo de la media.

En ese escenario se ubica Perú, que ha registrado una reducción del crédito, afectado por una baja demanda agregada. El impulso se ha dado por el lado de los créditos en dólares de corto plazo, principalmente de empresas, que han aprovechado la coyuntura de reducción de la tasa de cambio nominal.

En Colombia, por su parte, el crédito empresarial se ha contraído de manera importante, debido al bajo crecimiento de la economía, el aumento de impuestos al consumo y la baja demanda. No obstante, el crédito hipotecario y en menor medida el microcrédito han mostrado un mejor dinamismo.

Esta situación es más crítica en Uruguay, en donde pese a la recuperación de la economía y a una reducción considerable del índice de inflación, el crédito ha estado decreciendo. Esto se atribuye a una baja demanda y a una reducción de la confianza del consumidor, a lo que se suma un complicado mercado laboral.

El caso de Brasil también es preocupante, pues se registra una baja demanda de crédito y los bancos han tenido que realizar más renegociaciones para frenar el crecimiento de la mora y evitar pérdidas. No obstante, se espera un cambio gracias a la política monetaria expansiva con la reducción de la tasa de interés Selic.

Argentina, por el contrario, muestra un comportamiento del crédito real positivo. “El cambio de postura económica pro mercado, el levantamiento de las restricciones cambiarias, la renegociación de la deuda externa, la recuperación gradual de la economía, y unas metas de inflación de mediano plazo apoyadas por la política monetaria han sido algunos factores que permiten este hecho”, señala Felaban.

Menor crecimiento de la mora
La Federación Latinoamericana de Bancos indica que si bien la cartera vencida ha seguido creciendo, lo hace a un menor ritmo. Es así, que mientras en septiembre de 2016 creció a niveles del 14% anual, en junio de 2017 llegó a solo 3,7%.

“En ese sentido, el crecimiento del cubrimiento de cartera aún se mantiene en niveles que pueden denominarse como aceptables y suficientes para atender eventualidades externas de naturaleza negativa. En el contexto de mediano plazo, la tendencia del cubrimiento es menor, pero durante el último año el indicador de cubrimiento se mantiene en el 171%. Las cifras de provisiones agregadas muestran que entre junio 2017 y el mismo mes de 2016 han aumentado 10%”, comenta el informe.

El indicador de cartera se ubicó en 2,36% en promedio en la región y según Felaban, el número aún está lejos de encender las alarmas sobre la situación de la banca.