(Sin fines de lucro)

martes, 19 de diciembre de 2017

América Latina ahorrará USD 64.000 millones en combustibles al migrar al transporte electrico

La transición hacia la movilidad eléctrica en el transporte público ayudaría a evitar muertes por enfermedades respiratorias asociadas a la calidad del aire.

Si la totalidad de la flota actual de colectivos, micros y taxis de 22 ciudades en 12 países de América Latina fuera reemplazada por vehículos eléctricos a partir de este año, se ahorrarían para 2030 casi 64.000 millones dólares en combustibles y se reducirían 300 millones de toneladas de dióxido de carbono.

La estimación surge de una evaluación sobre potenciales beneficios de un sistema de transporte público100% eléctrico para 2030, realizado por ONU Medio Ambiente en conjunto con FIA Región IV y sus Automóvil Clubes locales, con el apoyo de la Cooperación Española (AECID), así como de la Unión Europea a través de su programa Euroclima+.

Frente al contexto, Pablo Azorin, Jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de FIA Región IV, señala: "A nivel regional la migración hacia un modelo de transporte público y privado eléctrico representaría grandes beneficios. Por tal motivo, es necesario difundir este tipo de tecnología a los consumidores, generar incentivos para su mayor comercialización, desarrollar una mayor infraestructura que cuente con estaciones de carga para la masificación de estos vehículos y, por sobre todo, tener una legislación adecuada".

En América Latina la flota vehicular sigue creciendo aceleradamente y se estima que podría triplicarse en los próximos 25 años, siendo la tasa de crecimiento más alta a nivel global.

"Los vehículos eléctricos son el medio de transporte más eficiente que existe en la actualidad dado que se alimentan de electricidad en vez de combustibles fósiles. Transformar el sector transporte hacia la modalidad eléctrica es crucial para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París", sostiene Gustavo Máñez, Coordinador regional de cambio climático de ONU Medio Ambiente.

Al respecto, Wilfrido Giménez, Jefe de Escuela y Seguridad Vial  del Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy), indica: "Frente a los cambios en los esquemas de movilidad que se están generando en toda la región, desde nuestro país ratificamos la promoción de nuevas formas de transporte que prioricen el cuidado del medio ambiente y sean, asimismo, seguras y funcionales para los usuarios, a través de una transición integrada y colaborativa".

A nivel mundial y debido a la gran problemática que esto presenta, diferentes naciones se encuentran adheridos al Acuerdo de París sobre cambio climático, el que establece el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados °C en comparación con los niveles industriales.

Varios países de la región están dando pasos para acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica, entre ellos Argentina, donde comienzan a implementarse políticas de reducción impositiva para la fabricación de este tipo de vehículo y la instalación de electrolineras. Por su parte en Santiago de Chile ya se licitaron 90 buses eléctricos. En el caso de Uruguay, en la ciudad de Montevideo, actualmente circulan más de 20 taxis eléctricos. Autoridades de México anunciaron que empezarán a ensamblar o fabricar vehículos eléctricos, mientras que Ciudad de Panamá realizará un análisis comparativo entre colectivos y micros de gas natural y buses eléctricos.

economiavirtual.com.py