(Sin fines de lucro)

viernes, 26 de enero de 2018

Ensambladoras nacionales de vehículos piden más protección del Estado

La producción nacional de vehículos tiene muy buena aceptación, aunque la competencia de autos importados plantea a potenciar producción y técnicas de venta, además de medidas de protección del Estado, según manifestó este jueves el empresario Jorge Samaniego, de la Cámara Industrial Paraguaya de Motocicletas y Automotores.

“El auto paraguayo tiene el despegue porque es muy bueno, pero en todo el mundo se protege a la industria automotriz y se le deja un puesto de preponderancia, acá lo tienen los coreanos”, dijo Samaniego a en entrevista a Radio Nacional del Paraguay.
En ese sentido, consideró que es necesario que el Poder Ejecutivo decrete el impulso a la industria del combustible flex, lo que no solo beneficiaría a la venta de automotores que utilizan el alcohol para la combustión, sino que extenderá sus ventajas económicas a las familias productoras de caña dulce, materia prima utilizada para la fabricación del etanol.
Según Samaniego, la industria nacional de automóviles se encuentran en desventaja con los vehículos que ingresan desde el Brasil, que cuentan con una importante disminución en sus costos por la relación Dólar/Real, además de las facilidades arancelarias que poseen.
Sobre el punto, comentó que esa situación ya está en conocimiento tanto del Poder Ejecutivo, que se comprometió a dar participación a los empresarios nacionales en una mesa de negociación con autoridades brasileñas.
Asimismo, cuestionó la falta de ejecución de una ley vigente que obliga a las concesionarias a entregar los vehículos con chapa incluida, aspecto que no se cumple en la mayoría de los casos y que constituye una desventaja a los que sí se ajustan a la normativa.
A los que sí cumplen, la traba está en la lentitud de la gestión del Registro Único de Automotor del Poder Judicial, que no facilita el otorgamiento de las patentes al punto de hacer perder las ventas, explicó.
Evaluando el panorama para este año, Samaniego señaló que desde el gremio están tranquilos, pese a ser un año electoral, ya que confían en que los planes económicos que se han trazado en los últimos años son los mejores y que no tendrían por qué cambiarse.
Por último, habló sobre el uso de la electricidad para la movilidad de los autos, y sobre el punto, Samaniego manifestó que es el futuro de los automóviles ya que el costo de traslado es 10 veces menos en comparación al precio de la nafta, no daña al medio ambiente, entre otros aspectos que definen su economía.