(Sin fines de lucro)

martes, 30 de enero de 2018

Sectores de docentes y uniformados explican el déficit de la Caja Fiscal

La Caja Fiscal, administrada por la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones (DGJP), cerró el 2017 con un déficit acumulado de G. 541.859 millones, que representa una diferencia negativa del 22% entre los aportes y egresos. Los sectores deficitarios corresponden a militares (-78%), policías (-58%) y maestros (-31%). 

Los empleados públicos, magistrados judiciales y docentes universitarios son los sectores que presentan margen positivo en la situación financiera de la Caja Fiscal, vea AQUÍ.

En virtud de la Ley Nº 4.252/10, "Que modifica los artículos 3, 9 y 10 de la Ley N. 2345/03 de Reforma y Sostenibilidad de la Caja Fiscal, Sistema de Jubilaciones y Pensiones”, estos sectores superavitarios de los programas civiles que son los de Administración Central (97%), magistrados judiciales (86%) y docentes universitarios (33%), cubren a los sectores deficitarios civiles, que en este caso es el sector de Magisterio Nacional. Por otra parte, por la citada Ley, los déficits de los sectores de militares y policías son cubiertos con recursos del Tesoro.

Al cierre del 2017 los aportes totalizaron G. 1,9 billones, mientras que los gastos acumulados fueron de G. 2,5 billones. La mayor erogación realizada en el año fue para financiar los pagos que corresponden al sector de los maestros, que totalizó G. 886.801 millones; 31% menos del total de aportes que fue de G. 610.754 millones. 

Luego, el sector de los militares retirados demandó un total de G. 550.049 millones para cubrir los pagos, cuando que el total aportado fue de tan solo G. 118. 688 millones, lo que da cuenta de una brecha muy marcada o déficit del 78%. El pago al sector de los policías requirió un total G. 506.337 millones, mientras que el aporte fue solamente de G. 210.329 millones, arrojando un déficit del 58%, Vea AQUÍ

Esta situación de los programas contributivos permite inferir una perspectiva deficitaria para la Caja Fiscal a mediano plazo. Para tener una perspectiva del desafío es necesario estimar los flujos futuros de ingresos y gastos de la Caja, traídos todos a valor presente para dimensionar el costo.

El último estudio de este tipo fue realizado por el Fondo Monetario Internacional en julio de 2017. El mismo indica que el déficit de la Caja Fiscal alcanzaría 28% del Producto Interno Bruto (US$ 8242 millones a valores del 2017), lo que resulta de la suma de los déficit anuales estimados para los próximos 50 años. 

Dada esta situación, el Poder Ejecutivo ha planteado la creación de una Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones, para supervisar la gestión de los fondos previsionales, iniciativa que lamentablemente no ha prosperado. 

Asimismo, en el Proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2018 se propuso tener la facultad de invertir en otros instrumentos financieros de manera a rentabilizar de manera segura los excedentes, iniciativa que tampoco ha prosperado en el Congreso. 

Es importante actuar en brevedad para atender este desafío y restablecer una perspectiva de sostenibilidad de la Caja Fiscal, lo que permitirá resguardar los ahorros para la jubilación de los trabajadores públicos.