(Sin fines de lucro)

lunes, 5 de febrero de 2018

Por qué se desplomó Dow Jones

¿Demasiado bueno para ser cierto?  Las ganancias récord del Dow Jones se han enfriado tras distintos acontecimientos económicos y políticos que enfrenta Estados Unidos. 

El controversial gobierno de Trump, la inflación y las tasas de interés son algunos de los motivos por los que el principal índice en la bolsa neoyorquina cayera a su nivel más bajo en dos años.

El viernes 2 de febrero, el Dow Jones tuvo su peor nivel desde la crisis del brexit, se trata del peor desempeño del índice industrial y del S&P 500 desde que Trump asumió como presidente. Pero, ¿qué factores arrastraron al principal índice estadounidense a este nivel?

Existen 5 razones, a continuación:

1. Preocupación de que la Fed suba las tasas
Las acciones han estado aumentando constantemente desde las elecciones, en parte porque la economía es tan fuerte. El desempleo es históricamente bajo, y hay más trabajos abiertos que personas para llenarlos.
Las empresas están empezando a pagar más a los trabajadores para retener a los empleados existentes y atraer nuevos empleados. Además, estas tendrán eventualmente que aumentar los precios de las cosas que venden para pagar sus crecientes nóminas. En economía, eso se llama inflación.
Aunque la economía ha estado creciendo constantemente durante casi nueve años, la inflación se ha mantenido terca y misteriosamente baja.
La Reserva Federal combate la inflación aumentando sus tasas de interés y el banco central no ha podido aumentar significativamente sus tasas de interés en la última década, por temor a que pueda obstaculizar la recuperación económica y una posible caída de los precios.
La Fed planeaba subir las tasas de interés lentamente este año, solo tres veces en 2018, pero si la inflación aumenta, el banco central podría elevar las tasas más a menudo y de forma más abrupta de lo que se tenía planeado.

2. Aumento de las tasas de interés
Cuando la Fed aumenta las tasas, el costo de pedir dinero prestado aumenta. Eso significa que las empresas tienen que pagar más por sus préstamos, lo que reduce las ganancias corporativas. También significa que los estadounidenses pagarán más por hipotecas y préstamos.
Otra razón por la cual el mercado de valores ha subido tanto durante el año pasado ha sido por el crecimiento constante de las ganancias corporativas . Las empresas tienen finanzas saludables y los inversionistas las han recompensado al aumentar los precios de sus acciones.
Cuando las tasas de interés aumentan bruscamente, las acciones a menudo caen. Los inversores temen que el desfile de las ganancias de las empresas se ralenticen.

3. Preocupaciones sobre el mercado de bonos
Las acciones también han estado en baja, porque han sido una de las únicas inversiones con un rendimiento decente. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos han sido tan bajos que muchos dividendos en acciones están pagando mejor.
Pero las acciones son una inversión de mayor riesgo que los bonos, que están respaldados por el Tesoro de los Estados Unidos. Si los rendimientos de los bonos comienzan a subir, los inversores querrán sacar algo de su dinero de las acciones y colocarlo en bonos más seguros.
Efectivamente, los rendimientos de los bonos alcanzaron un máximo de cuatro años este viernes . La reciente factura de impuestos obligó al Tesoro a pedir prestado más dinero, lo que pondrá en juego más bonos. Un exceso de oferta podría devaluar los bonos.
Los precios y los rendimientos se mueven en direcciones opuestas, y los compradores de bonos querrán un mayor rendimiento (y menor precio) para que valga la pena su inversión.
La inflación también es mala para los bonos ya que si los costos de endeudamiento aumentan, los inversores en bonos querrán más rentabilidad, un rendimiento mayor.
Rendimientos atractivos en una inversión más segura han hecho que las acciones de repente sean menos seductoras.

4. Factores políticos
La política también ha jugado un papel importante en la marcha constante de las acciones. El recorte de impuestos republicano es excelente para las ganancias corporativas. Los inversionistas han recompensado las promesas de las empresas de mayores recompras de acciones y dividendos elevando los precios de sus acciones. La confianza empresarial está en aumento, en parte gracias al impulso de la administración Trump para recortar la regulación.
El viernes, la controvertida publicación de un memo, una vez clasificado, sobre la investigación de Rusia dio pausa a los inversores. La agitación en Washington podría ser malo para los negocios. Podría crear un atasco en el Congreso.
No es lo más importante para los inversores, pero está aumentando sus preocupaciones.

5. Demasiado lejos, demasiado rápido
Las acciones han estado subiendo casi en línea recta desde noviembre de 2016, y eso no es exactamente saludable. Los analistas del mercado bursátil creen que el mercado bursátil está retrasado desde hace mucho tiempo para un retroceso del 5% o incluso una corrección del 10%.
Un período de enfriamiento sería una buena cosa. Haría que las acciones fueran más baratas y más atractivas para los inversores, especialmente si las compañías subyacentes están sanas, generando fuertes ventas y ganancias.
Fuente: expansión.mx

economiavirtual.com.py