(Sin fines de lucro)

martes, 27 de febrero de 2018

Proponen nueva reforma tributaria

En el momento de elegir un nuevo gobierno, el CADEP lanza una propuesta de un nuevo arreglo fiscal para el Paraguay denominado: Una Reforma Tributaria para mejorar la Equidad y la Recaudación. La autoría de esta propuesta es de Dionisio Borda y Manuel Caballero.

Esta reforma tributaria se propone llegar, al menos a una presión tributaria del 15% en los próximos cinco años.

Los principales puntos de las propuestas se resumen a continuación:
Fusionar el IRAGRO con el IRACIS para un mayor rendimiento de la renta agropecuaria  para un mayor control sobre los precios de transferencia de los commodities agrícolas y con el fin de eliminar  exenciones a los intereses de algunos activos

Ampliar las alícuotas o tasas del Impuesto a la Renta Personal, de dos actuales a 6 y con rangos de ingresos que se extienden de 5 a 25%.

Nuevo Esquema de Alícuotas para el IRP
Tramos de renta anual en
salarios mínimos (SML) 
0 a 36 SML Exento
Más de 36 SML a 60 SML 5%
Más de 60 SML a 120 SML 8%
Más de 120 SML a 200 SML 10%
Más de 200 SML a 300 SML 15%
Más de 300 SML a 400 SML 20%
Más de 400 SML 25%

Reducir los gastos deducibles del IRP a los niveles normales y/ o comunes de aplicación de este tipo de impuesto en la región latinoamericana.

Impuesto Unico del 5% a la venta de productos agropecuarios o Impuesto Ambiental (externalidades negativas)

Generalizar gradualmente la tasa del IVA del 10% a aquellos bienes y servicios que están eximidos de este impuesto o que solo pagan el 5%.

Derogar la Ley 5542/2015 que permite la invariabilidad tributaria al impuesto a la renta a empresas por mas de 20 años y corregir y/o reducir los regímenes especiales que causan perforaciones tributarias.

Mejorar la recaudación del impuesto inmobiliario mediante la ayuda de la administración central a gobiernos locales.

Mejorar la administración tributaria con recursos humanos mas calificados, capacitación constante y uso de tecnología actualizada.

Ninguna reforma tributaria podrá ser efectiva ni tendrá legitimidad si no se mejora la calidad del gasto público de una manera sustentable, eficiente, equitativa y transparente. Para ello deben contribuir la menor discrecionalidad del Congreso en la asignación de recursos, una gestión mas rigurosa y transparente del Ejecutivo en la inversión pública, mayor prioridad del gasto público hacia las demandas sociales, y ,mayor control del gasto en gobiernos subnacionales e instituciones autárquicas.