(Sin fines de lucro)

miércoles, 28 de febrero de 2018

Senatur insta a denunciar casos de estafa en servicios turísticos

La Secretaría de Turismo (Senatur) instó a la ciudadanía a denunciar por los canales correspondientes los casos de incumplimiento de contrato o estafa, y recordó que tiene a disposición un registro obligatorio para las empresas habilitadas para operar en el sector, que puede ser revisado por la ciudadanía.

En conferencia de prensa este miércoles, la ministra Marcela Bacigalupo manifestó que las denuncias por incumplimiento de contrato por parte de cualquier empresa prestadora de servicios turísticos que se realizan a través de las redes sociales no tienen ninguna validez, aclaró que las mismas “deben hacerse por correo electrónico, en la página web institucional o por nota escrita”.
La Senatur pone a disposición el registro con todas las agencias y prestadores de servicios turísticos que cumplen con habilitación para operar en el mercado.
El Registro Nacional de Turismo (Registur) se encuentra disponible en el sitio web de la Senatur, que permite a las empresas turísticas registrarse y a la ciudadanía en general verificar las empresas habilitadas.
El Registur es una herramienta obligatoria que está creada en la Ley de Turismo, reglamentada por un decreto del Poder Ejecutivo y está en plena vigencia. “Registur se creó para poder controlar a los prestadores de servicios turísticos y también para certificar de que cumplan con los requisitos para estar habilitados en el mercado. Por lo tanto, quienes no aparezcan en Registur, no pueden operar y están en falta”, sentenció.
Finalmente, el presidente de la Asociación Paraguaya de Agencias de Viajes y Empresas de Turismo (Asatur), Víctor Pavón, exhortó a la Fiscalía a trabajar en conjunto para poder “accionar rápidamente contra las personas que están trabajando improvisadamente como agentes de viajes o que buscan agencias para cometer hechos ilícitos”.
En cuanto a las acciones contra la actuación irregular de prestadores de servicios, la Senatur, en los últimos dos años, clausuró definitivamente siete agencias de viajes, una por constatarse la lesión a los intereses de los turistas (que se suma a otras dos que fueron clausuradas por la misma causa en años anteriores) y seis por incumplimiento de las formalidades necesarias para ejercer como prestadores de servicios turísticos.