(Sin fines de lucro)

martes, 6 de marzo de 2018

Buscan destrabar el comercio por la Hidrovía

Autoridades paraguayas y argentinas destacaron el positivo ambiente a nivel regional, en el ámbito de la Hidrovía Paraguay – Paraná (HPP) así como el excelente clima del relacionamiento bilateral que identifica a la navegación y el transporte fluvial como uno de los principales componentes de la Agenda Bilateral.

Durante el encuentro, se hizo referencia a que existen entendimientos al más alto nivel de las autoridades nacionales de ambos países, en materia de flexibilización de controles y facilitación operativa con el objetivo del retorno de la carga paraguaya a las terminales portuarias argentinas.

En cuanto al tema hidrovía, tras la última reunión desarrollada en Asunción en el transcurso de la semana pasada, se definieron medidas como la prórroga por tiempo indefinido del Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraguay – Paraná, la adopción del Acuerdo de Sede para la Secretaría Ejecutiva del CIH, así como la renovación del mandato del Secretario Ejecutivo del CIH, entre otros, que coadyuvan al fortalecimiento institucional para el pleno cumplimiento de los objetivos del Acuerdo.

Las conversaciones se centraron en el tratamiento de la situación planteada con motivo de la exigencia argentina de utilizar Prácticos de esa nacionalidad, en el transporte para embarcaciones mayores a 120 metros de eslora. Igualmente fueron discutidos aspectos referentes a los requerimientos de las autoridades argentinas, para el reconocimiento del título habilitante para el ejercicio del practicaje por parte de profesionales paraguayos.

La delegación paraguaya fundamentó por la eliminación de las exigencias argentinas considerando las disposiciones del Tratado de Libre Navegación de 1967, por los ríos Paraná, Paraguay y de La Plata, así como el Régimen de la Navegación Fluvial y Lacustre (REGINAVE), dictada por Decreto N° 4.516 del 16 de mayo de 1973. Ambos consagran los principios de igualdad de condiciones y del mismo tratamiento, además de las disposiciones establecidas en los mismos, según las cuales los buques de bandera paraguaya podrán navegar en aguas argentinas, en las zonas establecidas en el referido Tratado de Navegación, conducidos por sus propios Baqueanos y Prácticos.

También fueron mencionados aspectos vinculados al trato especial y diferenciado, reconocido en favor de a los países en desarrollo sin litoral, como es el caso del Paraguay, para superar los efectos adversos que afectan a los mismos, en su acceso a los mercados internacionales.

Se reconoció la sensibilidad del tema en ambos países, así como la necesidad de proceder al análisis de los argumentos esgrimidos en la búsqueda de las posibles soluciones a la situación planteada, destacándose que parte de las temáticas en discusión ya son objeto de tratamiento en el ámbito de la hidrovía.

Ambas delegaciones acordaron mantener el presente ámbito de trabajo y realizar un próximo encuentro luego de la reunión de la Comisión del Acuerdo de la Hidrovía Paraguay – Paraná, programada para el mes de abril próximo en Asunción.

Por la delegación paraguaya participaron representantes de la Cancillería, Embajada Nacional, Dirección General de Marina Mercante del Ministerio de Obras Públicas, Armada y Prefectura General Naval, así como del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos y de la Sociedad de Capitanes de la 4º Zona.

Por la parte argentina estuvieron presentes funcionarios de la Cancillería Argentina, del Ministerio de Transporte, Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, de la Armada y de la Prefectura Naval Argentina (PNA).