(Sin fines de lucro)

jueves, 15 de marzo de 2018

Contrato de Aprendizaje: oportunidad para la superación

La Itaipú Binacional, desde hace años, viene desarrollando con éxito su programa de inserción laboral mediante el Contrato de Aprendizaje, establecido en el Código del Trabajo paraguayo, de manera que los jóvenes cuenten con un espacio de formación profesional, que, más adelante, los habilite para desempeñarse óptimamente en sus respectivas profesiones.
Además, desde el 2014, la Entidad ha implementado el Proceso Selectivo Externo (PSE) para la incorporación de nuevos talentos a su cuadro propio, siendo también este hecho una oportunidad para los aprendices.

El Código Laboral en su apartado “De los Contratos Especiales de Trabajo”, en su Artículo 105, establece que el “Contrato de Aprendizaje es aquel por el cual un aprendiz se obliga a prestar servicio a un empleador, a cambio de que éste le enseñe prácticamente, por sí o por otro, una profesión, arte u oficio, durante un tiempo determinado, y le pague un salario que puede ser convencional…”

Aprendizaje y oportunidad

En su paso por la Entidad, el aprendiz tiene la posibilidad de interactuar con otros profesionales del ámbito en el cual se formó o se está formando, en la universidad. Esta experiencia es muy positiva, tanto para la ITAIPU como para los aprendices, puesto que hay reciprocidad al momento de dar y recibir conocimientos, así como al ponerlos en práctica.

Inclusive, teniendo en cuenta que la relación de dependencia laboral con la Entidad finaliza en un periodo máximo de tres años, como observa el Código del Trabajo, el aprendiz tiene la posibilidad de pasar a formar parte de la Binacional, en carácter de empleado permanente, a través del Proceso Selectivo Externo, toda vez que se realicen las convocatorias y hayan vacancias disponibles conforme el perfil que poseen.

Empleados del cuadro propio

De acuerdo a datos proporcionados por el área de Recursos Humanos, en el periodo que va de 2014 al 2017 se han incorporado un total de 11 empleados contratados por Proceso Selectivo Externo, que fueron aprendices.
En líneas generales, es auspiciosa la evaluación que la ITAIPU hace del desempeño y aporte de los aprendices en las diferentes áreas de trabajo, tales como: administrativa, financiera, técnica, jurídica, ambiental, social, comunicación, entre otras.
A continuación, compartimos algunos testimonios de empleados que han iniciado su carrera en la Entidad como aprendices y ganado un puesto mediante concurso.              

“Este lugar lo gané con esfuerzo”
Daniel Ramírez Brizuela se desempeña actualmente en la Asesoría de Responsabilidad Social, ingresó a la ITAIPU como empleado en el mes de enero de 2017, por Proceso Selectivo Externo (PSE N° 017/16). Inició su incursión en la Entidad a través de la pasantía curricular de su Facultad;   estuvo dos años como pasante, y, posteriormente, como aprendiz.  

“Cuando realizaba mis últimos módulos de aprendizaje, se convocó un PSE para el área de Responsabilidad Social, y decidí presentarme, así como otros 800 postulantes. Este fue mi primer intento. Lo que me permitió conseguir un lugar como empleado de ésta prestigiosa empresa fue la responsabilidad, tenacidad y el convencimiento de que podría lograr pasar todas las pruebas del camino, hasta llegar a la contratación”, rememoró Ramírez.

Recalcó que el PSE representa una excelente oportunidad para ingresar a la ITAIPU, “una oportunidad que nos iguala a todos y todas en el punto de partida”, acotó.
Hoy, expresó que se siente muy comprometido con su trabajo. “Siento que este lugar lo gané con esfuerzo y con el apoyo de los que me animaron cuando se hacía difícil el camino”, añadió.

“Trabajar en ITAIPU es estar comprometido con la excelencia que nos transmiten los empleados y empleadas que llevan años en la empresa. Además, trabajar en ITAIPU es servir al Paraguay, en consecuencia a la comunidad, y, a mi familia”, concluyó.

“Esto me cambió la vida”
Ernesto Kyohei Higaki Fujii es técnico electromecánico, se desempeña en el área Técnica. Pasó a formar parte del plantel de empleados de la Entidad desde el 2 de junio de 2014, se presentó al Primer Proceso Selectivo Externo (PSE N° 001/14) convocado por la Binacional, lado paraguayo.
   
Estuvo como aprendiz en el área Técnica, hizo este proceso con el deseo de adquirir nuevas experiencias, de acuerdo a lo que manifestó.  Confesó que esta etapa la aprovechó muy bien. “Me sirvió bastante. Tuve muchas oportunidades de acompañar varios trabajos realizados durante el periodo de aprendizaje. Acompañé a varios profesionales bien capacitados”, destacó Higaki.

Respecto al PSE, dijo que “representa una oportunidad que nos ofrece el Gobierno de demostrar nuestras capacidades, conocimientos, y nuestro deseo de sobresalir mediante el estudio”.
En otro momento, Higaki refirió que se siente a gusto en el trabajo. “Esto me cambió la vida. El PSE me cambio la vida. Significa mucho para mí y para mi familia”, precisó.

“Un ambiente laboral de excelencia”
Giovanni Dalla Fontana es licenciado en Administración de Empresas, trabaja en la  Superintendencia de Obras y Desarrollo - Dirección de Coordinación Ejecutiva, ingresó a la Entidad en junio de 2017 (PSE N° 020/17).

Como aprendiz se desempeñó en la Unidad de Becas. “Durante el periodo de aprendizaje terminé mi carrera universitaria; la experiencia adquirida me ayudó a crecer profesionalmente, además de valorar a la ITAIPU como organización, a conocer su desempeño interno, conocer las instalaciones y a los compañeros”, comentó.

“Quería seguir mi carrera profesional en la Entidad, con el PSE veía una excelente oportunidad laboral que se presentaba, por lo que me preparé intensamente. No fue fácil, ya que antes de ingresar, intente en tres oportunidades. Lo hacía con convicción, vi que el proceso era transparente y eso me animó a perseverar”, refirió Dalla Fontana en cuanto al PSE.

En la actualidad se encuentra trabajando con entusiasmo, puntualizó que “me siento a gusto, porque es un ambiente laboral de excelencia, exigente en las metas, sin dejar de lado la gran camaradería y la satisfacción de trabajar en una Entidad Binacional, que es orgullo de dos países hermanos, como lo son Brasil y Paraguay”.