(Sin fines de lucro)

martes, 6 de marzo de 2018

Indicadores financieros de enero hacen que el BCP mantenga política monetaria

El Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) considera que la estrategia más prudente es mantener el perfil actual de la política monetaria. No obstante, anuncian que continuarán con el monitoreo sobre la evolución de las variables macroeconómicas internas y externas, y que se utilizará sus instrumentos con flexibilidad.

 

Según el informe publicado por el Banco Central del Paraguay (BCP) el objetivo de la constante observación de los indicadores es a fin de garantizar la convergencia de la inflación proyectada a la meta de 4% anual en el horizonte relevante de proyección.

En el mes de enero de 2018, el promedio ponderado de la tasa de interés activa en moneda nacional (MN) del sistema bancario (que incluye sobregiros y tarjetas de créditos) fue 16,11%, mientras que el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda nacional fue 4,28%.

Asimismo, el promedio ponderado de la tasa de interés activa en moneda extranjera (ME) del sistema bancario fue 7,54% y el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda extranjera (ME) fue 2,16%. En las empresas financieras el promedio ponderado de la tasa activa en MN fue 25,69% y el promedio ponderado de la tasa pasiva fue 7,72%.

Por su parte, el promedio ponderado de la tasa activa para las operaciones con ME de las empresas financieras fue 11,82%, mientras que el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda extranjera (ME) fue 4,87% en el mes de referencia.

Con respecto a la tasa de política monetaria (TPM) del BCP, en reunión de fecha 21 de febrero de 2018, el Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma), decidió por unanimidad mantener la tasa de interés de política monetaria en 5,25% anual El Ceoma observa que, en el plano internacional, persiste una razonable dinámica en las economías avanzadas más relevantes, aunque se registraron algunos eventos que generaron cierta volatilidad en los mercados financieros, en especial, en los Estados Unidos.

En la región, continúa la recuperación gradual de la economía de los principales países y con perspectivas positivas para el presente año. En el contexto doméstico, las medidas de tendencia de la inflación muestran una trayectoria a la baja en los últimos meses, aunque en línea con el objetivo inflacionario de mediano plazo. Además, las expectativas se mantienen ancladas a la meta. Con respecto a la actividad económica doméstica, los indicadores de corto plazo siguen mostrando una evolución favorable.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FED) de EE.UU., en su reunión del mes de enero de 2018, ha decidido mantener la tasa de interés de fondos federales en un rango de 1,25% a 1,50%.

La FED espera que la tasa de crecimiento del PIB para el 2018 exceda a su tasa de crecimiento tendencial y que las condiciones del mercado laboral seguirán fortaleciéndose. Además, los últimos datos de inflación y el crecimiento de los salarios podrían generar la necesidad de mayores ajustes en la tasa de política monetaria de los que estaban previstos.
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en su última reunión de enero de 2018, mantuvo nuevamente la tasa de política monetaria en 0%. Al respecto, mencionó que era prematuro aún dar señales para una normalización de la política monetaria, a pesar de que se espera que la inflación finalmente pueda converger a su objetivo.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Brasil redujo ayer por undécima vez consecutiva su tasa de interés de referencia, la Selic, a un 6,75%. Se trata de un nuevo mínimo histórico que podría cerrar un ciclo de recortes que se inició a fines de 2016.