(Sin fines de lucro)

miércoles, 4 de abril de 2018

Bruselas centra sus esfuerzos en México y Mercosur

Lo último que esperaba Bruselas con Trump al frente de EE UU era iniciar un diálogo comercial. Las soflamas proteccionistas que aireó el líder estadounidense ya antes de llegar al poder convencieron a los europeos de que la negociación del TTIP nunca volvería a ver la luz. Pero la amenaza de guerra comercial por parte de Washington ha forzado una mininegociación de resultados inciertos.

Entretanto, la Comisión Europea no quiere perder de vista los dos dosieres más próximos al acuerdo. Se trata de la renovación del acuerdo comercial con México, con grandes posibilidades de concluir en las próximas semanas, y el tratado con Mercosur, más lejano en el horizonte. En su última cumbre, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE instaron a progresar en estos dos capítulos para lograr “tratados ambiciosos y equilibrados”. Hace ya tres meses que se superó el horizonte temporal que Bruselas se había marcado —simbólicamente— para culminar estos pactos y los obstáculos, especialmente en los socios de Mercosur, no han desaparecido.

Los negociadores europeos y los mexicanos tendrán una nueva oportunidad de aproximar posturas el 16 de abril, con una cita en Bruselas para discutir asuntos pendientes. En cambio, los cuatro socios de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) que negocian con la UE no han dado aún señales sobre sus próximos pasos. Bruselas tiene gran interés en esta región. Mercosur en su conjunto constituye el primer socio comercial de Europa, con un 22% del flujo.


economiavirtual.com.py