(Sin fines de lucro)

jueves, 5 de abril de 2018

Contratos que infrinjan Ley del Consumidor podrían anularse

La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco) pone a conocimiento de consumidores y proveedores algunos puntos establecidos en la Ley Nº 1.334/98 “De Defensa del Consumidor y Del Usuario”, sobre protección contractual. La misma ley establece la posibilidad de nulidad del contrato en caso que este viole preceptos legales.

En primer término, el informe de la Sedeco destaca el concepto que la legislación vigente utiliza para determinar qué es un contrato de adhesión, que son cuyas cláusulas han sido aprobadas por la autoridad competente o establecida unilateralmente por el proveedor de bienes o servicios, sin que el consumidor pueda discutir o modificar substancialmente su contenido al momento de contratar.
Sin embargo, hay consideraciones que se deben tener en cuenta a favor del consumidor, como por ejemplo el Artículo 25 del Capítulo V, especifica que “Todo contrato de adhesión, presentado en formularios, en serie o mediante cualquier otro procedimiento similar, deberá ser redactado con caracteres legibles a simple vista y en términos claros y comprensibles para el consumidor”.
Artículo 26, “El consumidor tendrá derecho a retractarse dentro de un plazo de siete días contados desde la firma del contrato o desde la recepción del producto o servicio, cuando el contrato se hubiere celebrado fuera del establecimiento comercial, especialmente si ha sido celebrado por teléfono o en el domicilio del consumidor. En el caso que ejercite oportunamente este derecho, le serán restituidos los valores cancelados, debidamente actualizados, siempre que el servicio o producto no hubiese sido utilizado o sufrido deterioro”.
Mientras que el Artículo 27, especifica que “Las cláusulas contractuales serán interpretadas de la manera más favorable al consumidor”, y un aspecto muy importante es el que se detalla en el siguiente artículo, ya que habla de los abusos y la nulidad de pleno derecho.
Es así que el Artículo 28 limita al contrato sin que se puedan oponer al consumidor las cláusulas o estipulaciones que:
  1. a) desnaturalicen las obligaciones o que eliminen o restrinjan la responsabilidad por daños;
  2. b) importen renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplíen los derechos de la otra parte;
  3. c) contengan cualquier precepto que imponga la inversión de la carga de la prueba en perjuicio del consumidor;
  4. d) impongan la utilización obligatoria del arbitraje;
  5. e) permitan al proveedor la variación unilateral del precio o de otras condiciones de contrato;
  6. f) violen o infrinjan normas medioambientales;
  7. g) impliquen renuncia del consumidor al derecho a ser resarcido o reembolsado de cualquier erogación que sea legalmente a cargo del proveedor;
  8. h) impongan condiciones injustas de contratación, exageradamente gravosas para el consumidor, o causen su indefensión.