(Sin fines de lucro)

lunes, 2 de abril de 2018

EE.UU revisará las redes sociales de todos los solicitantes de visa

A los alrededor de 14,7 millones de personas que solicitan anualmente una visa para ingresar a los Estados Unidos se les pedirán sus nombres de perfiles en redes sociales durante los últimos cinco años, según el Departamento de Estado.

En septiembre pasado, la administración del presidente Donald Trump anunció que a los solicitantes de visas de inmigrantes se les pedirían datos de redes sociales, un plan que afectaría a 710.000 personas más o menos al año, pero la nueva propuesta ampliaría ampliamente esa orden para cubrir a unos 14 millones de personas cada año que solicitan visas de no inmigrante.

La propuesta contempla 20 plataformas de redes sociales: Facebook, Flickr, Google+, Instagram, LinkedIn, Myspace, Pinterest, Reddit, Tumblr, Twitter, Vine y YouTube.

Aunque hay otras redes que tienen base en el extranjero, como los sitios chinos Douban, QQ, Sina Weibo, Tencent Weibo y Youku; la red social rusa VK; Twoo, que fue creado en Bélgica; y Ask.fm, una plataforma de preguntas y respuestas con sede en Letonia, reportó el New York Times.

La nueva propuesta agregaría un nuevo requisito tangible para millones de personas que soliciten visitar Estados Unidos por negocios o placer, incluidos ciudadanos de países como Brasil, China, India y México, no sólo de aquellos de países con mayoría musulmana, como adelantó el presidente Trump durante su campaña.

Los ciudadanos de aproximadamente 40 países a los que los Estados Unidos normalmente otorgan viajes sin visa no se verán afectados por el requisito, como Australia, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Japón y Corea del Sur.

“Este intento de recopilar una gran cantidad de información sobre la actividad de las redes sociales de millones de solicitantes de visas es otro plan de administración de Trump ineficaz y profundamente problemático”, dijo Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión de Libertades Civiles (ACLU). “Infringirá los derechos de inmigrantes y ciudadanos estadounidenses al enfriar la libertad de expresión y asociación, particularmente porque la gente ahora tendrá que preguntarse si lo que dicen en línea será malinterpretado por un funcionario del gobierno”.

economiavirtual.com.py