(Sin fines de lucro)

lunes, 23 de abril de 2018

Ministra destacó la transformación económica del país en entrevista con CNN


La economía paraguaya ha experimentado una transformación muy importante en los últimos años, ya que entre el 2010 y el 2013 la agricultura representaba el 35% de contribución al crecimiento, mientras que entre el 2013 y el 2017 bajó a 19%.


Estos números señala que el país empezó a enfocarse un poco más en la industria, que creció significativamente, en particular la maquila (178%), y varios otros factores que se fueron sumando como motores alternativos para empujar la economía nacional. Esto fue destacado por la ministra de Hacienda, durante la entrevista en el canal televisivo CNN, programa “Portafolio Global”, realizada ayer con enlace directo entre Washington y Atlanta, Estados Unidos.
Durante la entrevista recordó que en el 2012 el Congreso aprobó un incremento salarial muy importante, lo que generó ciertas rigideces al nuevo Gobierno, que venía con una agenda muy ambiciosa de inversión pública. Esto obligó al Gobierno entrante a repensar cómo llevar adelante las inversiones proyectadas y también los programas sociales.

A raíz de esto, mencionó que el país empezó a utilizar nuevas formas de financiamiento, no solamente con multilaterales, sino también el financiamiento a través del mercado internacional, Alianza Público Privada (APP), los proyectos “Llave en Mano”, que finalmente se llevan adelante con el sector privado.

Desde ese mismo momento, dijo la ministra Giménez, empezó a darse una transformación interesante. Se potenció la infraestructura y el Gobierno encontró también una gran oportunidad de generar empleos y promover el crecimiento.

En otro momento de la entrevista con CNN, dijo que Paraguay tiene buenos indicadores en la educación en términos de acceso, pero aseveró que el desafío está en términos de la calidad de la educación, que se trata de un desafío que no lo tiene solamente Paraguay, lo tiene toda la región, incluso Estados Unidos.

Asimismo, la ministra Giménez resaltó la disminución de la pobreza, aunque reconoció que aún no podemos sentirnos satisfechos, siendo éste un desafío que hay que seguir afrontando. En este sentido, dijo que los programas sociales representan un alivio inmediato, pero no representan la solución. La solución siempre radica en la generación de empleo y eso se está dando, pero en una economía que se está transformando es difícil hacerlo de manera inmediata.