(Sin fines de lucro)

jueves, 12 de abril de 2018

Petróleo alcanzó su nivel más alto después de 3 años


Los precios del petróleo subieron el miércoles hasta su nivel máximo en más de tres años, después de que Arabia Saudita dijo que interceptó misiles sobre Riad y luego de que el presidente de Estados Unidos advirtió a Rusia sobre una inminente acción militar en Siria.

El barril de crudo Brent y el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos operaron en sus niveles más elevados desde el 2014, ya que la preocupación geopolítica contrarrestó un sorpresivo aumento en los inventarios de crudo estadounidenses.

“Un reporte de inventarios bajista se vio opacado rápidamente tras conocerse los cohetes interceptados sobre Riad, lo que se une a la reciente alza de las tensiones geopolíticas”, dijo Anthony Headrick, analista de CHS Hedging LLC.

Los precios comenzaron a subir cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con lanzar misiles en Siria en respuesta a un supuesto ataque con armas químicas la semana pasada.

El barril siguió su escalada después de que las fuerzas de defensa aérea de Arabia Saudita interceptaron un misil sobre la capital Riad el miércoles, informó la cadena de propiedad saudí Al Arabiya.

El contrato Brent subió 1,02 dólares, o 1,44%, a 72,06 dólares por barril, tras tocar su máximo de sesión de 73,09 dólares, mientras que el WTI escaló 1,31 dólares, o 2%, a 66,82 dólares por barril, tras negociarse en 67,45 dólares.

El jefe de investigación de materias primas de Commerzbank, Eugen Weinberg, dijo que los fundamentos del mercado petrolero “no justifican el precio actual, pero desafortunadamente el mercado se enfoca más en la política e ignora algunas señales de advertencias, especialmente el alza en la producción de petróleo en Estados Unidos”.

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos aumentaron en 3.3 millones de barriles en la semana al 6 de abril, según la Administración de Información de Energía. Los analistas esperaban un descenso de 189.000 barriles.

SATISFECHO
El ministro de Energía de Arabia Saudita afirmó que el mayor exportador mundial de crudo no se sentará a esperar la aparición de otro exceso de oferta, si bien precisó que tampoco quiere que los precios del barril suban a “niveles no razonables”.

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) buscan un estrecho equilibrio entre oferta y demanda, afirmó Khalid al-Falih en los márgenes del Foro Internacional de Energía, un encuentro entre productores y consumidores que se celebra en Nueva Delhi. Falih aseguró también a los periodistas que está feliz con el estado actual del mercado petrolero.

La OPEP, Rusia y otros productores ajenos al cártel  redujeron su bombeo en enero del 2017, en un intento por disminuir el exceso global de crudo generado desde el 2014. El pacto ha sido extendido hasta fines del 2018.

“Creo que gran parte de la sobreoferta ha desaparecido”, comentó Falih. Al ser preguntado sobre si está feliz con el mercado actual, respondió: “Sí, lo estoy”.

La OPEP y sus socios se reunirán en junio para decidir su política petrolera y la próxima semana habrá un encuentro a nivel ministerial para revisar la situación del mercado. Las declaraciones de Falih sugieren que no parece probable que vayan a haber grandes cambios en el acuerdo de recorte de suministro.

Al ser preguntado sobre si India, un gran consumidor de crudo, estaría feliz con un barril a 80 dólares, Falih afirmó que no busca un precio específico y que le preocupa la disminución de la producción de algunos países así como una falta de inversión en nuevos suministros.

“Arabia Saudita no tiene un precio objetivo”, declaró. “Estamos viendo declives en muchas regiones. La única manera de contrarrestar esto es que los mercados empiecen a financiar proyectos de exploración, desarrollo y producción petrolera”.