(Sin fines de lucro)

miércoles, 30 de mayo de 2018

Crecimiento de la producción de maíz permitiría exportar materia procesada

La Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) informó que este año el consumo interno del maíz crecerá 400.000 toneladas más que el año pasado, alcanzando un total de 2.400.000 toneladas, lo que permitirá el crecimiento de las industrias conexas y la exportación de materia prima procesada. 

La asesora de Comercio Exterior de la Capeco, Sonia Tomassone, sostuvo que actualmente el consumo interno del maíz en el país viene repuntando gracias al valor agregado otorgado a los mismos.
“Las inversiones vienen al país sin la necesidad de poner ningún tipo de subsidio o de algún tipo de impuesto para que ellos se instalen en el país”, afirmó tomando como ejemplo a la Industria Paraguaya de Alcoholes S.A. (Inpasa).
En ese sentido dijo que se ha logrado la complementación productiva ya que se exporta granos como productos con valor agregado en la medida que se hacen nuevas inversiones.
“Hoy tenemos un mayor consumo de maíz, por las grandes inversiones que hizo la empresa Inpasa, a esto se le suma el crecimiento en el rubro de producción de pollo y cerdo”, acotó.
Asimismo sostuvo que el consumo interno anual arrojado en el 2017 fue de 2 millones de toneladas y para este año estiman que la misma crecerá 400.000 toneladas más, arrojando una cifra total de 2.400.000 toneladas de maíz.
Tomassone dijo que lo que se debe impulsar en el país es la integración productiva donde se pueda exportar tanto granos como materia procesada.
“Lo ideal es lograr la exportación de una materia terminada, por ejemplo el pollo o cerdo son productos de consumo final que logran que las industrias cierren el ciclo dándole un valor agregado a toda la cadena productiva, al crecer la producción de maíz crecen todas las industrias conexas”, refirió.
En ese sentido sostuvo que todo lo que se está industrializando en el país a la larga es para exportación. “No vamos a exportar menos maíz, sino vamos a exportar maíz de otra forma, como el etanol que se produce una parte quedará en el mercado interno y otra será exportada lo mismo ocurre con el cerdo y el pollo”, sentenció.
En ese sentido finalizó Tomassone que el Paraguay tiene un consumo interno muy pequeño y por ende el consumo es limitado y con esos excedentes al ser exportados se pueden llegar a generar divisas al país, pero para que tenga un el valor agregado se debe comenzar desde la semilla para que la cadena comercial se trasforme.