(Sin fines de lucro)

viernes, 25 de mayo de 2018

Italia provocará otra crisis en la eurozona si reduce impuestos

La emergente coalición de gobierno de Italia probablemente dificulte la integración de la zona euro y podría preparar el escenario de la próxima crisis de la eurozona si cumple con sus planes de reducción de impuestos y alto gasto, temen políticos y economistas europeos.

La emergente coalición de gobierno de Italia probablemente dificulte la integración de la zona euro y podría preparar el escenario de la próxima crisis de la eurozona si cumple con sus planes de reducción de impuestos y alto gasto, temen políticos y economistas europeos.

El antisistema Movimiento 5 Estrellas de Italia y la ultraderechista Liga firmaron el viernes un acuerdo para formar una coalición de gobierno, prometiendo un mayor gasto que probablemente pondrá a Italia en rumbo de colisión con la Unión Europea (UE) pese a suavizar algunas de sus propuestas más radicales.

Las normas de la UE limitan el déficit presupuestario a 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y la deuda a 60% del PIB y obligan a los gobiernos a buscar presupuestos equilibrados.

Con una deuda de alrededor de 132% del PIB y un crecimiento económico lento, Italia siempre ha sido una preocupación para los responsables políticos de la eurozona.

“Con el gobierno M5S/LN, los problemas subyacentes de la economía italiana, incluido el bajo crecimiento, los mercados laborales inflexibles, el sistema bancario ineficiente y la administración pública no se abordarán, en muchos casos sólo empeorarán”, dijo el principal estratega de Nordea, Jan von Gerich, en una nota para los clientes.

“En resumen, la confianza hacia Italia se enfrentará a una dura prueba bajo el gobierno M5E/LN, incluso si ambos partidos no llegan a implementar el programa en su totalidad”, mencionó.

Para reducir la deuda, la Liga quiere pedir a la oficina de estadísticas de la UE, el Eurostat, que no tenga en cuenta 250.000 millones de euros de deuda italiana que ha adquirido el Banco Central Europeo (BCE) al calcular los niveles de deuda que determina si se cumple con las normas presupuestarias de la UE.

Pero las autoridades de la UE desestimaron la idea y dijeron que dado que Italia era el emisor de la deuda, no importaba quién la tuviera (inversionistas privados o el BCE), al final era dinero que Italia debía.

¿Prestar más para reducir la deuda?
El nuevo gobierno podría aumentar aún más la deuda, ya que el líder del Movimiento 5 estrellas, Luigi di Maio, dijo que “la receta para reducir la deuda pública es mediante inversiones y políticas expansivas”.

La política clave del Movimiento 5 Estrellas, que es incorporar una renta universal para los pobres, costaría aproximadamente 17.000 millones de euros al año. Al mismo tiempo, la promesa icónica de la Liga, un impuesto fijo de 15% para empresas y personas, significa recortar los ingresos fiscales en 80.000 millones de euros por año.

Un plan para desechar la impopular reforma de pensiones costaría 15.000 millones de euros y se necesitarían otros 12.500 millones para evitar un alza automática en el impuesto sobre las ventas el próximo año.

“Existe un peligro real de que el nuevo gobierno italiano pueda, a través de sus irresponsables políticas económicas, preparar el escenario de la próxima crisis de la eurozona”, dijo un alto cargo involucrado en la creación de políticas de la eurozona.

Los planes de la emergente coalición italiana contrastan significativamente con los del gobierno de centro-izquierda en funciones, que prometió que el déficit fiscal caería este año a 1,6% del PIB, desde 2,4% en el 2017, y luego bajaría a 0,8% el próximo año con un presupuesto equilibrado en el 2020.

“A todos les preocupa que Italia se vuelva ingobernable y que los populistas lleven al país a otra profunda crisis”, dijo un tercer alto cargo de la zona euro.

Algunos responsables políticos se mostraron más optimistas, alegando que una vez en el poder, los dos partidos italianos tendrán que reducir sus radicales promesas de campaña electoral para adaptarse a la realidad.

“Ya se han vuelto más moderados y esto probablemente continuará. Y aunque no lo hagan, otros, como los mercados financieros, les obligarán a mantener la disciplina”, dijo un cuarto alto cargo de la zona euro.

Pero el líder de la Liga, Matteo Salvini, se mostró desafiante. “Cuanto más nos insultan, cuanto más nos amenazan y más nos chantajean, más deseo embarcarme en este desafío”, mencionó.

Nicola Nobile, economista de Oxford Economics, dijo que las políticas de la coalición podrían producir un rebote a corto plazo en el crecimiento a 3% en el 2019 y a 2% en el 2020, frente a las previsiones de alrededor de 1% para ambos años.

Pero también significaría que los costos de endeudamiento de Italia aumentarían bruscamente por la preocupación sobre la sostenibilidad de la deuda a largo plazo. Nobile dijo que la rentabilidad a largo plazo alcanzaría 5% para el 2022; actualmente está en 1,9 por ciento.
economiavirtual.com.py