(Sin fines de lucro)

miércoles, 20 de junio de 2018

El Banco Central Europeo será paciente al ajustar su política monetaria

El BCE será paciente al ajustar su política monetaria, dijo Mario Draghi, y añadió que la reacción de los mercados al mensaje sobre la primera alza de tasas tras la crisis fue consistente con la intención de avanzar gradualmente hacia la normalización.

El Banco Central Europeo (BCE) será paciente al ajustar su política monetaria, dijo el martes el presidente de la entidad, Mario Draghi, y añadió que la reacción de los mercados al mensaje sobre la primera alza de tasas tras la crisis fue consistente con la intención de avanzar gradualmente hacia la normalización.

La semana pasada el BCE decidió poner fin a su programa de compras de bonos por 2.6 billones de euros hacia fines de este año, pero sugirió que las tasas de interés permanecerían sin cambios al menos hasta el final del próximo verano, en un mensaje que postergó las expectativas del aumento de tasas en tres meses, a septiembre del próximo año.

Pero la guerra comercial desatada entre las dos principales economías del mundo, Estados Unidos y China, elevó la incertidumbre, mientras que el avance de la inflación en la zona euro aún no se consolida, dijo Draghi en un foro económico en la ciudad de Sintra, en Portugal.

“Seguiremos siendo pacientes para determinar el momento de la primera alza de tasas y adoptaremos una estrategia gradual al ajustar la política monetaria en el futuro”, dijo.

“La senda de tasas de interés de muy corto plazo es implícita en la estructura de plazos y las tasas de interés en los mercados de dinero hoy en día reflejan ampliamente estos principios”, agregó.

Esta postura marca un contraste con la brutal reacción de los mercados al mensaje que emitió Draghi en Sintra el año pasado, cuando la mera sugerencia de una reducción de los estímulos monetarios del BCE provocó una fuerte apreciación del euro contra el dólar.

Este año, Draghi consiguió que el euro y los rendimientos de la deuda de la zona euro permanecieran controlados cuando anunció el ajuste de la política monetaria del BCE el 14 de junio.

Aunque la guía del banco central respecto a tasas de interés estables hasta el próximo verano es intencionalmente vaga, el funcionario dijo que el mensaje implica que se tomará una decisión sólo después de mediados del 2019.

“Lo que estamos intentando decir es que hasta el verano implica el fin del verano”, explicó el presidente del banco central de Irlanda, Philip Lane, a la cadena de televisión de CNBC. “Es una forma de decir que sería demasiado temprano sostener una discusión al respecto antes de eso”, expuso.