(Sin fines de lucro)

miércoles, 25 de julio de 2018

Mantener la estabilidad macroeconómica, objetivo del propuesto presidente del BCP

El objetivo de José Cantero Sienra, propuesto para la presidencia del Banco Central del Paraguay (BCP), es continuar con el camino trazado de la estabilidad macroeconómica para mantener la previsibilidad de las inversiones y el crecimiento del país, según manifestó este jueves a Radio Nacional del Paraguay.


El propuesto como titular de la banca matriz ayer martes por el electo presidente de la República, Mario Abdo Benítez, resaltó que una vez asuma la responsabilidad trabajará para la estabilidad monetaria y financiera del país.

“Paraguay es un país que tiene una salud macroeconómica muy importante y eso le permite al país afrontar malos tiempos. El objetivo que tenemos es seguir fortaleciendo esta salud, garantizar que la estabilidad de precios y la estabilidad fiscal, desde el punto de vista de la política fiscal, perduren a lo largo del tiempo; ese es el desafío en el Banco Central”, dijo en conversación con la radio estatal.

Afirmó que en el BCP no hay necesidad de “inventar la rueda” porque ya existe una “dirección establecida” por varias administraciones precedentes, que han logrado instalar un “consenso social” en torno a la estabilidad macroeconómica.

“Esa es la trayectoria que tenemos que seguir haciendo, la estabilidad monetaria y financiera es muy importante porque es como mantener la cancha plana y así el partido de fútbol se puede desarrollar muy bien”, comparó.

“Es un objetivo muy importante y necesario para que la actividad económica y todas las decisiones que hacemos nosotros puedan ser acordes y normales bajo mucha previsibilidad”, dijo el hasta ahora miembro del directorio del BCP.

Cantero Sienra tiene 10 años de experiencia en el Banco Central, además de haber trabajado previamente para la Unión Industrial del Paraguay y el sector bancario. Se considera un “banco centralista” que ve su nominación para presidir la institución como “un proceso natural que da mucha continuidad a lo que se está haciendo”.

A sus 46 años tiene acumulada una importante trayectoria técnica en lo que hace a la política monetaria y financiera, áreas donde ejerce la docencia en universidades y programas de maestría.