(Sin fines de lucro)

miércoles, 11 de julio de 2018

Recomiendan cumplir con los reposos médicos prescriptos ante cuadros gripales

El jefe del Servicio de Emergencias del Hospital de Clínicas, Javier Escobar, advirtió sobre el aumento de cuadros gripales que se generan con los constantes cambios climáticos. En ese sentido piden cumplir con los reposos médicos, teniendo en cuenta que una gripe simple dura de entre 2 a 5 días.

“Ante estos constantes cambios climáticos y el calor húmedo, las personas que son alérgicas son las que más deben estar precavidos y tratar de consumir mucha vitamina C, además de otras para que el cuadro de gripe no se agrave; así también la aplicación de las vacunas antigripales son muy importantes”, recomendó.
Según los casos atendidos en este último mes, se ha visualizado un aumento significativo de cuadros respiratorios y de cuadros virales, en edades indistintas, en la que los casos de gastroenteritis y las gripes son las dolencias más tratadas, no en estado grave pero sí de manera persistente en el nosocomio dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA.
En ese sentido ante un avenimiento mayor, el profesional médico recomienda prevenir estas enfermedades con la inmunización con la vacuna antigripal, ya sea para evitar contraerla  o disminuir la gravedad de los síntomas, y ante algún indicio evitar la automedicación, ya que puede resultar peligrosa; así como evitar exponerse a los cambios bruscos de temperatura entre el interior y el exterior.
“La automedicación es muy frecuente en el país; ante cualquier dolor garganta o síntomas de gripe nos auto diagnosticamos y medicamos con remedios que no corresponden, y en el momento en que se deba utilizar ese medicamento, surgirá una resistencia al químico y no permitirá que se produzca el efecto deseado”, señaló Escobar.
Ya en los casos en que se manifieste la enfermedad, sugieren tomar los recaudos necesarios para la recuperación de los cuadros gripales principalmente, siguiendo el recetario médico que indefectiblemente debe ir acompañado del reposo de por lo menos cinco días, teniendo en cuenta que una gripe simple dura de entre dos a cinco días.
“Esto se debe más que nada como medida de aislamiento del enfermo, evitando así la proliferación, y por la poca discapacidad que provoca este padecimiento”, puntualizó.
En el caso de que la misma perdure más de dos semanas, se considera un cuadro crónico, la cual podría requerir de internación. Por lo que la flexibilidad laboral en estos casos es muy importante, destaca el informe de prensa del Hospital de Clínicas.

Fuente: Agencia IP.