(Sin fines de lucro)

jueves, 16 de agosto de 2018

Calificadora confía en que nuevo gobierno mantenga la política económica


La Agencia Internacional de Calificación de Riesgos (Fitch) expresó su confianza en que el gobierno de Mario Abdo Benítez, que asumió este miércoles, mantenga “las políticas claves que han contribuido a la capacidad de resistencia” de la economía paraguaya ante los problemas externos.


En su comunicado, Fitch manifestó su expectativa porque el Ejecutivo paraguayo continúe con el “desempeño fiscal sostenido en los últimos años”, incluida la ley de responsabilidad fiscal implementada desde 2013, y la política monetaria de contención de la inflación.

La agencia calificadora indica además que para mejorar el perfil crediticio del país “los planes del nuevo Gobierno han de enfocarse en mejorar la gobernabilidad y mantener las claves en política macroeconómica”, y recomienda que esos planes se orienten a “mejoras tangibles y sostenidas en transparencia, eficiencia y reducción de la corrupción”.

Fitch reconoce el “sólido crecimiento” económico de Paraguay en los últimos cinco años, pese a los factores externos adversos como el menor precio de los productos básicos y las recesiones de Argentina y Brasil, sus principales socios comerciales.

Estimando que el Producto Interno Bruto por encima del 4 por ciento en el medio plazo, ubica a Paraguay por encima de la media de los países calificados con la nota “BB”, la que le había sido otorga en 2017 con una perspectiva positiva.

La “prueba fiscal clave” que tendrá por delante el Gobierno de Abdo Benítez, según Fitch, será la aprobación del presupuesto de 2019, ya que deberá enfrentarse a las “presiones para aflojar” la ley de responsabilidad fiscal con objeto de “permitir una mayor flexibilidad”.

Sobre este punto, la calificadora expresó su confianza en que el país cumpla el objetivo de déficit por debajo del 1,5 por ciento del PIB, mediante el respeto a la ley de responsabilidad fiscal.

Entre las fortalezas que divisa en el plan de Gobierno de Abdo Benítez señala la reforma del sistema tributario que ampliará la base de ingresos al 11 % del Producto Interno Bruto (PIB) desde el 9 % actual, lo que ayudaría a Paraguay a abordar “debilidades estructurales”, dice.

Por último, advierte de que los nuevos proyectos de obras públicas, necesarios para “llenar el vacío en infraestructuras” del país, se realicen a través de proyectos de asociaciones público-privadas, para evitar “aumentos significativos en el gasto público”. EFE/IP