(Sin fines de lucro)

viernes, 10 de agosto de 2018

China gravará productos estadounidenses por 16.000 millones de dólares

China impondrá un arancel de 25% a productos importados de Estados Unidos por un monto anual de 16.000 millones de dólares a partir del 23 de agosto, una represalia por las medidas restrictivas del gobierno del presidente Donald Trump, anunció el miércoles el Ministerio de Comercio.

La medida de Estados Unidos volvió a poner irrazonablemente el derecho nacional por encima del derecho internacional, argumentó el gobierno chino, en un comunicado.

China fijará un arancel a 333 categorías de productos estadounidenses, incluidos carbón, bicicletas, camiones y motores de vehículos y productos químicos, detalló la Comisión del Arancel de Aduanas del Consejo de Estado.

Estados Unidos informó en la víspera que impondrá aranceles adicionales de 25% a las importaciones chinas equivalentes a 16.000 millones de dólares anuales a partir del 23 de agosto, con lo que completó sanciones por 50.000 millones de dólares.

Muchas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China surgen de la transición incompleta de China a una economía de mercado, incluido su apoyo gubernamental y la protección de las empresas estatales.

Los críticos han denunciado que el gobierno chino ha estado aplicando políticas como subsidios, desgravaciones fiscales, rebajas arancelarias, préstamos de bajo costo, barreras comerciales y de inversión, la aplicación laxa de los derechos de protección intelectual y el robo cibernético de secretos comerciales.

Según el gobierno estadounidense, tales políticas han presionado a las empresas extranjeras para que transfieran tecnología y restricciones a las exportaciones de materias primas para ayudar y desarrollar industrias consideradas críticas para el crecimiento económico de China.

Una encuesta de clima empresarial del 2018 de la Cámara de Comercio Americana en China reveló que 75% de sus miembros se sentía menos bienvenido en China que antes. Varias propuestas recientes del gobierno chino, como su Made in China 2025, parecen indicar un papel cada vez más extendido del gobierno en la economía.