(Sin fines de lucro)

lunes, 27 de agosto de 2018

Economía de América Latina crecería 1,5% en el 2018

La economía de América Latina y el Caribe se expandirá 1,5% este año, un recorte de 0,7 puntos porcentuales desde 2,2% previsto anteriormente, en medio de un contexto internacional “marcado por la incertidumbre y la volatilidad”, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Este crecimiento regional se da en un escenario global complejo, caracterizado por conflictos comerciales entre Estados Unidos, China y otras naciones, riesgos geopolíticos crecientes, una caída en los flujos de capitales hacia los mercados emergentes en los últimos meses y un alza en los niveles de riesgo soberanos”, detalló en un estudio la Cepal.

Otros fenómenos que afectaron el desempeño regional han sido la depreciación de las monedas locales frente al dólar y el menor dinamismo del crecimiento económico mundial, agregó.

El reporte destaca además la “gran heterogeneidad entre los distintos países y subregiones”, pues se espera que América del Sur crezca 1,2% este año, mientras que Centroamérica lo haría en 3,4% y el Caribe en 1,7 por ciento.

Brasil, la economía más grande de América Latina, crecería 1,6% este año frente a 1% del 2017, mientras que México, la segunda mayor, se expandiría 2,2% frente a 2% del año pasado, según las proyecciones de Cepal.

Argentina, por su parte, sufriría una contracción de 0,3% del PIB este año tras crecer 2,9% en el 2017. Pese a la ralentización en el ritmo del Producto Interno Bruto (PIB), la organización enfatizó que la región ha visto un repunte de la demanda interna, especialmente del consumo privado, y un leve aumento en la inversión.

“El consumo en todas las subregiones es quizás la variante más importante en la demanda interna”, explicó Bárcena.

Otros parámetros
El informe refiere también que la recaudación tributaria de la región se mantiene estable en el 2018 en torno a 17,8% del PIB (frente a 17,9% anotado en el 2017), mientras que la inflación promedio se mantiene dentro de lo esperado (6,5% a junio frente a 5,3% en el 2017, excluyendo a Venezuela). En tanto, la tasa de desocupación urbana regional ha dejado de crecer y se mantendría en 9,2%, por debajo de 9,3% del año pasado, gracias a una mayor generación de empleo asalariado.

En el ámbito fiscal, las medidas dirigidas a la consolidación fiscal en América Latina han dado lugar a una reducción esperada del déficit primario, que pasaría de un déficit medio de 0,8% del PIB en el 2017 a uno de 0,5% del PIB en el 2018.

“Nuestra región sigue creciendo, aunque a menor ritmo de lo proyectado hace unos meses, a pesar de las turbulencias internacionales. Eso es positivo, pero nos insta a redoblar esfuerzos para generar una reactivación”, destacó.