(Sin fines de lucro)

miércoles, 29 de agosto de 2018

Indican creciente riesgo de recesión en EE.UU

Una brecha cada vez menor entre los costos de endeudamiento a corto y largo plazo podría estar señalando un mayor riesgo de recesión en Estados Unidos, dijeron investigadores del Banco de la Reserva Federal (Fed) de San Francisco en un estudio publicado recientemente.

La investigación se basa en un análisis en profundidad del diferencial de rendimiento entre los activos del Tesoro de Estados Unidos a tres meses y 10 años, una brecha que, al igual que otras medidas de tasas a corto y largo plazo, se ha reducido en los últimos meses.

Varios funcionarios de la Fed han citado este aplanamiento de la curva de rendimiento como una razón para dejar de subir las tasas de interés, ya que históricamente cada vez que se invierte —es decir, que los retornos de títulos a corto plazo son mayores que los de la deuda a largo plazo—, sigue una recesión.

El estudio, publicado en la última carta económica de la Fed de San Francisco, refuerza esa opinión.

“A la luz de la evidencia sobre su poder predictivo para las recesiones, la evolución reciente de la curva de rendimiento sugiere que el riesgo de recesión podría estar aumentando”, escribieron los asesores de investigación de la Reserva Federal de San Francisco Michael Bauer y Thomas Mertens.

Aun así, señalaron, “el aplanamiento de la curva de rendimiento no da señales de una recesión inminente” porque las tasas a largo plazo, aunque caen en relación con las tasas a corto plazo, permanecen por encima de ellas.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años era el lunes aproximadamente tres cuartos de punto porcentual mayor que el rendimiento del papel a tres meses.

Esa es una distancia “cómoda” de una inversión concreta, que es la verdadera señal de una recesión, escribieron.

Se espera que la Fed continúe subiendo las tasas durante al menos los próximos dos trimestres, aunque los mercados prevén que aumente las tasas de interés una sola vez el próximo año, mientras que los funcionarios de la Fed han sugerido que los elevarían tres veces en el 2019.

Otros investigadores, tanto dentro como fuera de la Fed, han citado la acumulación de bonos tanto del banco central estadounidense como de otros desde la crisis financiera mundial, como una razón para dudar del poder de señalización de una curva de rendimiento invertida, ya que las grandes tenencias de bonos podrían estar presionando a la baja las tasas a largo plazo. economiavirtual.com.py