(Sin fines de lucro)

miércoles, 29 de agosto de 2018

La economía de Argentina caerá 1% este año

La economía de Argentina caerá 1% este año en gran parte por el golpe de una feroz sequía sobre el sector agrícola, aunque en el 2019 se expandiría más de 1,5%, pronosticó el lunes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El ministro, quien dialogó con agencias internacionales de noticias en momentos en los que Argentina atraviesa dificultades financieras que están afectando el crecimiento, dijo que espera que el déficit de cuenta corriente en el 2019 alcance 3,0% del producto interno bruto (PIB).

“Por supuesto que el crecimiento ha sido menor que el que esperábamos. El impacto directo de la sequía ha sido de 1,3 puntos del PIB, pero si uno mira los impactos indirectos sobre maquinaria agrícola, transporte, comercio, la sequía se ha llevado 2 puntos de nuestro crecimiento de este año”, explicó el ministro.

A su vez, Dujovne dijo que la economía argentina se verá afectada por la incertidumbre que genera el reciente escándalo de corrupción en la obra pública entre el 2005 y el 2015, que involucra a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y que llevó al arresto de exfuncionarios y empresarios.

Por otra parte, los activos argentinos se vieron especialmente afectados por una turbulencia en los mercados emergentes que llevó al banco central a subir la tasa de interés hasta 45% anual para contener la devaluación del peso, que cayó casi 40% en el año.

Dujovne indicó que la subida del riesgo país y el spread de los bonos en dólares no “reflejan adecuadamente los fundamentales y el nivel de financiamiento que tiene Argentina”.

El país sudamericano, que firmó en junio un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 50.000 millones de dólares, podría tener cerrado el financiamiento del año si se renuevan tan sólo 40% de los vencimientos del sector privado. Si se renovaran 100%, el gobierno contaría con una prefinanciación hasta marzo del 2019.

“Los spreads de los bonos argentinos exageran absolutamente nuestro nivel de riesgo”, dijo Dujovne, quien agregó que solicitará al Fondo un desembolso de 3.000 millones de dólares en septiembre.

El funcionario señaló que, además, el país pidió al FMI que se removiera del acuerdo un plan para que el Tesoro recompre letras intransferibles que actualmente están en manos del Banco Central por 3.125 millones de dólares trimestrales, una cifra que acumularía 15.000 millones de dólares hasta fin del 2019.

“Esa operación había sido ideada como forma de ir cancelando el stock de Lebacs del banco central. Pero toda vez que el Banco Central avanzó con un programa con fondos propios o con un diseño propio para la cancelación de Lebacs, consideramos junto con el Fondo que ya no era relevante mantenerlo”, explicó Dujovne.
 
BCRA vende US210 millones de reservas
El Banco Central (BCRA) licitó 300 millones de dólares, de los cuales adjudicó 100 millones a 30.86 pesos argentinos. Pasado el mediodía, la autoridad monetaria volvió a salir a licitar 300 millones de dólares, de los que colocó 110 millones a 30.84 pesos.

De esta forma, la entidad vendió de sus reservas 210 millones para frenar la suba del mayorista que comenzó la rueda en los 31 pesos y que la semana corta que pasó ganó más de 1 peso. Tras la primera intervención, el billete retrocedió hasta 30.89 pesos, aunque poco después del mediodía volvió a subir y operaba a 30.97, 7 centavos por encima del cierre del pasado viernes,

Fue entonces cuando el Central volvió a licitar y el precio retrocedió a 30,93 pesos, 3 centavos por encima del último cierre. Más tarde, el dólar continuó operando en alza y cerró la rueda a 30,97 pesos, 7 centavos arriba del final del viernes pasado.

Dujovne anunció la remoción de un plan para que el Tesoro recompre letras intransferibles que actualmente están en manos del Banco Central. Durante el gobierno anterior, el Tesoro le pagaba al BCRA con estos papeles por las reservas que tomaba para pagar deuda.

En el mercado minorista, la divisa se mantuvo en los mismos niveles del pasado viernes a 31,40 pesos, en las pantallas del Banco Nación. (El Cronista / Argentina)