(Sin fines de lucro)

martes, 14 de agosto de 2018

“Nuevo gobierno encontrará el país con una economía bastante ordenada”

El economista Amílcar Ferreira, afirmó que el nuevo gobierno que asumirá este miércoles encontrará el país con una economía bastante ordenada, con los marcadores macroeconómicos más estables de Sudamérica, y con proyección a seguir creciendo.


“El Paraguay cuenta con una economía bastante ordenada, cuenta con los marcadores macroeconómicos más estables de Sudamérica, tiene una inflación del 4% anual que se viene manteniendo en ese nivel, la reserva internacional logró un récord con 8.300 millones de dólares que representa alrededor del 27% del Producto Interno Bruto (PIB)”, refirió en contacto con Radio Nacional del Paraguay.

En ese sentido dijo que todos esos indicadores demuestran que el país cuenta con una de las economías capitalizadas y con proyecciones a seguir creciendo.

“En los últimos dos años hemos liderado el ránking de crecimiento del producto interno bruto en Sudamérica. En el 2017 Paraguay fue el país que más creció y este año ya obtenemos un crecimiento del 4,7% que indican los pronósticos vamos a ser nuevamente la economía de mayor crecimiento en la región”, reafirmó.

Otro de los puntos resaltantes es el bajo nivel de endeudamiento con que cuenta el país. “Tenemos una deuda PIB de 18% que es la más baja de toda la región, por lo que creo que este traspaso presidencial se dará con una economía bastante ordenada, con un déficit fiscal de 1,5% que también es uno de los más bajo”, aseguró.

Ferreira resaltó que en términos macro Paraguay se encuentra “impecable” como resultado de una política de disciplina y manejo ordenado que se inició en el 2003. “Esto ya es una conquista de la sociedad paraguaya que se va a mantener por un plazo largo”, reiteró.

En cuanto a los desafíos que se avecinan, el economista mencionó el fortalecimiento institucional, principalmente en el Poder Judicial, para alcanzar un esquema de justicia independiente que cumpla su rol en el sistema republicano de ser árbitro que garantice la plena vigencia del Estado de Derecho.

“Paraguay en ese sentido cuenta con una debilidad institucional que le genera inestabilidad política y cambiar eso implica un cambio cultural”, afirmó.

Ferreira dijo que otro de los puntos que se debe tener en cuenta es que la ciudadanía ya se está cansando del sistema prebendario y corrupto, donde los políticos podían cometer todo tipo de abusos.


“La ciudadanía es cada día más consciente, que busca vivir en un país más serio e institucionalizado, la gente está un poco harta y cansada que pide a gritos un cambio, un país más moderno con reglas claras y una justicia independiente y ese es el primer paso para lograr un cambio cultural “, concluyó. (Agencia IP)