(Sin fines de lucro)

miércoles, 26 de septiembre de 2018

El peso argentino se derrumba frente al dólar

El mercado cambiario de Argentina se derrumbó nuevamente ante el inesperado cambio en la titularidad del Banco Central de la República Argentina (BCRA). El peso mayorista cerró con una depreciación de 2,9%, a 38,40 unidades por dólar.

El ahora expresidente del BCRA, Luis Caputo, renunció a su cargo. En su lugar, asumirá el economista Guido Sandleris, el hasta ahora segundo del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Y como vicepresidente de la entidad monetaria continuará Gustavo Enrique Cañonero.

“Esta renuncia se debe a motivos personales, con la convicción de que el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) restablecerá la confianza acerca de la situación fiscal, financiera, monetaria y cambiaria”, indicó la entidad en un comunicado enviado a la prensa. “Caputo le ha expresado al presidente Macri todo su agradecimiento por la confianza depositada en él para ocupar diferentes cargos desde el comienzo de su gobierno”, agregó el documento.

Luis Caputo se desempeñó en diferentes cargos desde la llegada de Cambiemos al poder: primero fue secretario de Finanzas, luego ministro de Finanzas y después presidente del Banco Central.

Incertidumbre y desacuerdos
Los bancos internacionales estuvieron lejos de celebrar la salida de Caputo como presidente del BCRA. Por el contrario, dijeron que la decisión generará mayor incertidumbre, volatilidad en el peso y que habla de una menor independencia de la autoridad monetaria de cara al futuro. Con respecto a la llegada de Sandleris, a los inversionistas del exterior les parece que no es un perfil conocido en el mercado y que genera dudas.

Según declaraciones reveladas por la agencia Bloomberg, los analistas de JPMorgan, Carlos Carranza, Robert Habib y Lara Bes se refirieron al impacto en el tipo de cambio. “Aunque las implicancias a mediano plazo de este cambio en el gabinete aún son inciertas, creemos que la volatilidad del peso probablemente seguirá siendo alta”, escribieron.

En BTG Pactual Argentina, Carolina Gialdi, estratega de renta fija senior, calificó la salida de Caputo como negativa porque “señala que los préstamos del FMI estarán por debajo de las expectativas del mercado y que el BCRA no tendrá fondos suficientes para defender las bandas de flotación”.

Para BBVA, el alejamiento de Caputo “genera ruido con respecto a la redefinición de la política monetaria en el marco del nuevo acuerdo con el FMI” pero será un evento temporal “ya que se puede considerar que hay un debate continuo”. Asimismo, el banco de origen español opinó que el nombramiento de Sandleris implica cierta continuidad política.

Desde la calificadora de riesgo Moody’s, Gabriel Torres, vice president-senior credit officer de la firma y analista principal de la calificadora para Argentina, manifestó: “La abrupta renuncia de Luis Caputo como presidente del Banco Central, tras una gestión de tres meses, aumentará la volatilidad cambiaria en el corto plazo. Para reducir dicha volatilidad será necesaria la confirmación de los detalles finales del nuevo acuerdo con el FMI, actualmente en vías de negociación, que se espera que incremente los fondos disponibles para el gobierno para el periodo 2018/2019”.

Un desplante para el gobierno
Asimismo fuentes oficiales dijeron a El Cronista en Nueva York que “no gustó mucho lo que pasó” y que los tomó de sorpresa. “No lo esperábamos en este momento”, comentaron, aunque se animaron a ir más allá y aclarar que ya sabían que el funcionario se iba, pero que estaba pensado para luego de concluida la renegociación del acuerdo con el FMI.

Las mismas voces, contaron que si bien su relación con Dujovne (quien se habría enterado de la noticia al mismo tiempo que el resto de la comitiva), nunca fue buena, “supieron convivir en buenos términos”.

De todos modos, el gobierno tomó como un desplante la salida de Caputo ya que se esperaba su renuncia una vez que se anunciara el acuerdo con el FMI.

Las mismas fuentes confiaron a este medio que en el organismo multilateral “no estaban contentos con el manejo de la política monetaria” porque el ahora exfuncionario “era más cortoplacista”. En cambio, preferían a Dujovne que “tiene una visión más a largo plazo”.

La llegada de Guido Sandleris también estaba definida, pero se adelantaron los tiempos con la renuncia anticipada. El economista, segundo del ministro de Hacienda, tiene el visto bueno del organismo multilateral porque estuvo en las dos negociaciones con el FMI y trabajó en la elaboración del Presupuesto 2019.

Tercer banquero, en era de Macri
Sandleris, dijo que el primordial objetivo de la entidad es “reducir la inflación” que golpea la economía del país.

Con la renuncia de Luis Caputo, el organismo suma su presidente número 61 en ocho décadas de existencia.

En 83 años de historia sólo un presidente del Banco Central ha completado su mandato. Se trata de Ernesto Bosch, quien encabezó la entidad por una década, desde su creación, en 1935, hasta 1945.

Federico Sturzenegger fue el primero en asumir la presidencia del BCRA en la era de Macri (en diciembre del 2015); sin embargo, éste renunció en junio pasado y fue reemplazado por el ahora también expresidente, Luis Caputo. Por lo que Guido Sandleris, se convierte en el tercer banquero central en la era de Mauricio Macri. (Con información de Reuters)

Cuenta con amplia trayectoria académica
Guido Sandleris será el nuevo presidente del Banco Central de la República Argentina, en remplazo de Luis Caputo, quien presentó su renuncia.

Sandleris recibió su doctorado en Economía de Columbia University en el 2005, su maestría, también en Economía, de la London School of Economics, y su licenciatura en Economía de la Universidad de Buenos Aires.

Desde el 2007, es profesor en la Universidad Torcuato Di Tella, donde entre el 2007 y el 2015 dirigió el Centro de Investigación en Finanzas y fue decano de la Escuela de Negocios entre el 2014 y el 2015. Previamente, fue profesor en Johns Hopkins University y profesor visitante en la London School of Economics y la Universidad de Los Andes, de Colombia.

Fue investigador visitante en la Reserva Federal de Minneapolis, la PUC-Rio de Janeiro, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional.

Desde mediados de este año, es secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda. En el 2016, se desempeñó como subsecretario de Finanzas de la Provincia de Buenos Aires y en el 2017 se sumó al gobierno nacional como jefe de Asesores del Ministerio de Hacienda.

Se especializa en economía internacional, finanzas y macroeconomía.

Entre otros temas, sus estudios analizan el efecto de las crisis financieras y los costos de los default soberanos.

Sus trabajos han sido publicados en el Journal of International Economics, Journal of Monetary Economics, Journal of Money, Credit and Banking y Oxford University Press, entre otros.

Realizó trabajos de consultoría e investigación para el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Procuración General del Tesoro y varios bancos de inversión y gobiernos de América Latina. (Diario Financiero/Chile).