(Sin fines de lucro)

martes, 25 de septiembre de 2018

Ley de APP debe ser simplificada

A criterio del nuevo titular de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, Pablo Seitz, la Ley de Alianza Público Privada (APP) debe ser simplificada, ya que actualmente son 15 las instituciones públicas con algún tipo de competencia en el proceso, al tiempo de darle una mayor participación a la institución a su cargo.


“Se debe simplificar la ley, porque hay 15 instituciones públicas citadas en la ley con algún tipo de competencia, un  proceso contractual así no puede funcionar adecuadamente, y darle mayor intervención al órgano que desde hace 14 años viene peleando en el área de las  Contrataciones Públicas que es la Dirección Nacional”, opinó Seitz en una entrevista con la 730 AM.

Recordó que en el 2013, cuando la ley de APP estaba por ser sancionada por el Congreso, habían detectado desde la Dirección de Contrataciones Públicas  errores respecto a los mecanismos de control y aprovechamiento de la capacidad institucional instalada.

“Esta ley de APP no tenía en cuenta que ya se tenía una ley de control de todas las etapas y los procesos licitatorios. Si bien el contrato de APP es conceptualmente distinto al de compra, contrato de bienes y obras, los principios jurídicos son los mismos”, explicó.

En ese sentido dijo que en la versión actual de la ley, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas tiene una mínima intervención, apenas siquiera para publicar en su página web el resultado de las decisiones de cada institución licitante, ya sea el pliego o el propio contrato.

El funcionario estatal afirmó que un mal diseño del control público puede repercutir en el fracaso del proyecto, haciendo alusión a las mejoras que se tenían previstas ejecutar en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi mediante un contrato de APP que finalmente no se pudo concretar.

Por otro lado, comentó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hizo una serie de recomendaciones a Paraguay en materia de contrataciones públicas, de redoblar esfuerzos para trabajar en el ámbito del mercado de las compras públicas.


“En todo el mundo las contrataciones públicas apuntan a simplificar a lo mínimamente necesario lo documental y de burocracia y darle un espacio mucho mayor participación al ámbito comercial. Es decir buscar mecanismos para que al Estado le cueste lo mismo contratar que al sector privado”, concluyó. (Agencia IP)