(Sin fines de lucro)

martes, 25 de septiembre de 2018

Mario Draghi advierte de un repunte "relativamente vigoroso" de la inflación e impulsa al euro

La recuperación de la inflación que espera el Banco Central Europeo (BCE) depende de que las tasas de interés sigan bajas hasta mediados del 2019, dijo el lunes el presidente de la entidad monetaria, Mario Draghi.

El funcionario describió una aceleración de la inflación subyacente en la zona euro como “relativamente vigorosa” y se mostró confiado en que un repunte del crecimiento salarial continuará.

Reafirmó la promesa del BCE de mantener las tasas en sus actuales niveles bajos “hasta el verano” del próximo año, rechazando implícitamente los pedidos de algunos integrantes del banco central para que las ajuste más velozmente.

“Manejar las expectativas sobre el rumbo de la política monetaria es crítico porque la tendencia de inflación, que el consejo de gobierno ha calculado que se está acercando al objetivo de un ajuste sostenido, fue —y aún es— condicional de una estructura temporal de tasas de interés, que implica expectativas de una política constante de tasas por un periodo largo después de diciembre del 2018”, dijo Draghi al Parlamento europeo.

El gobernador del banco central austriaco, Ewald Nowotny, indicó que él vería con buenos ojos un aumento de la tasa de depósitos del BCE hacia -0,2 desde -0,4% actualmente. Tras las palabras de Draghi, inversionistas del mercado de dinero fortalecieron sus apuestas a un alza de tasas en octubre del 2019, mientras que el euro y los rendimientos de bonos subieron.