(Sin fines de lucro)

lunes, 8 de octubre de 2018

Bolsonaro venció con 46,16% a rival y enfrentará segunda vuelta

Al caer la noche, el Tribunal Superior Electoral informó que Jair Bolsonaro había vencido con 46,16% a su rival, Fernando Hadad, quien obtuvo 28,5 por ciento.
El margen fue sorpresivamente grande entre ambos y tendrán que enfrentarse en una segunda vuelta el próximo 28 de octubre.

Bolsonaro denunció “problemas” con las urnas electrónicas que habrían impedido obtener una mayoría absoluta en la primera vuelta y evitar un balotaje en las elecciones presidenciales de Brasil.

“Estoy seguro de que si ese problema no hubiera ocurrido y tuviéramos confianza en el voto electrónico, ya tendríamos el nombre del presidente de la República decidido en el día de hoy”, dijo Bolsonaro, sin llegar a denunciar explícitamente un fraude.

Después de conocer los resultados de la elección, Bolsonaro dijo que Brasil está al borde del abismo y que si triunfa planea reducir impuestos a las nóminas, achicar el tamaño del Estado y privatizar o extinguir muchas empresas.

“No podemos dar un nuevo paso a la izquierda”, dijo Bolsonaro en una declaración por redes sociales después de los resultados oficiales.

El Partido de los Trabajadores, respira
La sede de campaña de Haddad en un hotel de São Paulo estalló en festejos cuando las encuestas a boca de urna mostraron que la carrera iría a segunda vuelta.

“Iniciaremos mañana (hoy) una campaña para salir victoriosos en la segunda vuelta”, dijo Haddad a sus seguidores en su búnker de campaña después de conocer los resultados.

El izquierdista dijo que la democracia está en riesgo y que ya ha hablado con otros tres candidatos minoritarios. “Queremos unir a los demócratas de Brasil”, sostuvo.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército que elogia las dictaduras, habla de un Brasil al borde del colapso donde narcotraficantes y políticos roban impunemente y reina la amoralidad. Se ha manifestado a favor de flexibilizar las leyes de tenencia de armas para que la gente pueda protegerse, darle rienda suelta a la policía y restablecer “valores tradicionales”, una frase que ha causado desasosiego debido a sus halagos hacia la época de la dictadura y sus insultos contra las mujeres, los negros y los gays.

Lo cierto que es ahora se inician dos semanas de profunda zozobra e incertidumbre por el escenario que se vislumbra.

Fallan las encuestas, pierde Dilma Rousseff
La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destituida en el 2016 por el Congreso, no consiguió escaño en el Senado por el estado de Minas Gerais (sureste) en las elecciones.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), quedó en cuarto lugar, con 15,06% de los votos tras 97% del escrutinio, lo que la excluyó de hacerse de uno de los dos escaños otorgados por ese estado.

Los dos primeros clasificados eran Rodrigo Pacheco, de Demócratas (derecha), con 20,60%, y Carlos Viana, del Partido Humanista de la Solidaridad (PHS, centro), con 20,29 por ciento.

En la última encuesta divulgada el sábado por Ibope, Rousseff aparecía en primer lugar para quedarse con uno de los dos escaños para el Senado.

Es un duro golpe político para la exmandataria, que resulta de un fuerte sentimiento antipetista, coinciden analistas.