(Sin fines de lucro)

viernes, 26 de octubre de 2018

Constructoras presentaron ofertas a ITAIPU para la solución vial del km 7 de CDE

Cuatro oferentes presentaron hoy sus propuestas para la construcción de la solución vial peatonal y vehicular a la altura del Kilómetro 7 de la Ruta José Gaspar Rodríguez de Francia, de Ciudad del Este, en el marco de la licitación pública nacional Nº 1206-18, convocada por la ITAIPU Binacional para el financiamiento y ejecución de una de las obras de mayor envergadura que se encara en el país, teniendo en cuenta que por dicha zona transitan unos 60.000 rodados por día.


Para llevar adelante esta obra de paso a desnivel se destinará una inversión estimada en torno a 71.000 millones de guaraníes, que la actual administración paraguaya de la ITAIPU Binacional impulsa en cumplimiento de la responsabilidad social empresarial, constituyéndose en uno de los proyectos emblemáticos del eje de gestión relacionado con infraestructura vial.

Durante la sesión pública realizada en el Salón de Licitación de la Dirección Financiera de la ITAIPU, en Hernandarias, cuatro proponentes nacionales presentaron sus sobres de oferta económica y de habilitación técnica, jurídica y financiera.

Uno de los oferentes es el Consorcio Vial del Este, integrado por Tecnoedil SA y Constructora Acaray; el otro es la Constructora Benito Roggio e Hijos. También se presentó el Consorcio Vial Paraná, conformado por Los Trigales SA y Sociedad Constructora Chaco. Completa la lista el consorcio LCS, integrado por López Comercial y Somagec.

La Comisión de Licitación evaluará los documentos que incluyen el proyecto ejecutivo y la construcción de la solución vial y urbanística definitiva a la problemática del tránsito en el punto neurálgico de Ciudad del Este, que es el kilómetro 7, donde concurre la mayor cantidad de vehículos de la zona.

Según el cronograma establecido, a fin de año se tendrá definida la empresa adjudicada, para inmediatamente comenzar los trabajos, cuya ejecución demandaría unos 17 meses.

Técnicos de la Superintendencia de Obras y Desarrollo de la ITAIPU recalcaron que se trata del paso a desnivel de mayor envergadura del país, con una superficie aproximada -en su área de influencia directa- de 150.000 metros cuadrado de obras, abarcando toda la franja de dominio de la Ruta 7, desde las proximidades del Kilómetro 8 hasta el Kilómetro 6,5 de la capital de Alto Paraná.

Además de la construcción de los pasos a desnivel, consistentes en puentes y excavaciones para trincheras y pavimentos, la obra contempla un plan de desvío de tránsito, de modo a mitigar –en lo posible– las interferencias y las molestias a la comunidad, en la intersección de la Ruta con la Avenida Perú y la Avenida Julio César Riquelme.

Para atender dicho requerimiento, la ITAIPU ya viene encarando obras complementarias al gran proyecto vial, consistentes en la construcción de vías alternativas, tanto en la variante sur o lado Monday como en la variante norte o zona Acaray.

“ITAIPU busca con este proceso la integración urbanística de la infraestructura. Esto contempla la solución óptima, tanto del tránsito vehicular como peatonal, de instalaciones de servicios, e integrado al entorno paisajístico, considerando que es una zona densamente poblada”, explicó Fernando Barúa, jefe de la División de Infraestructura y Mantenimiento, de la Superintendencia de Obras y Desarrollo de la Entidad.