(Sin fines de lucro)

lunes, 15 de octubre de 2018

Déficit de Administración Central se encuentra dentro de los límites de LRF

Al cierre del noveno mes del presente año, el déficit fiscal anualizado se mantiene en -1,4% del Producto Interno Bruto (PIB base 1994), lo cual se encuentra dentro de los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF). En este contexto, Paraguay sigue destacándose a nivel regional por su estabilidad y solidez fiscal, denotando un manejo responsable de las finanzas públicas.


De acuerdo con el Informe de Situación Financiera (SITUFIN), elaborado por la Dirección de Política Macro-Fiscal de la Subsecretaría de Economía del Ministerio de Hacienda, la Administración Central registró un déficit de G. 833,3 mil millones, equivalentes a USD 142,3 millones y como porcentaje del PIB (base 1994) representa -0,5%.

El resultado operativo es superavitario y asciende a G. 2.238,4 mil millones, equivalentes a USD 382,3 millones. El resultado fiscal primario en 12 meses se mantiene estable y representa -0,6% del PIB (base 1994).

Al cierre de setiembre, los ingresos crecen explicados por la evolución de los ingresos tributarios que muestran un importante dinamismo. La recaudación de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) representa un crecimiento del 14,5% y de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) del 2,6%.

La relación entre los ingresos tributarios y el gasto salarial del sector público es 66% al mes de setiembre del presente año, muy por debajo del 81% registrado en igual periodo de comparación del año 2013. Por cada G. 100 de ingresos tributarios en lo que va del 2018, G. 25 son destinados a salarios en el sector de educación, G. 14 a fuerzas públicas y G. 10 al sector salud, entre otros.

El informe presentado por la directora de Política Macro-Fiscal, Viviana Casco, refiere que los gastos al cierre del noveno mes del año se incrementan en 11,1%, explicados por los gastos en uso de bienes y servicios, que representan el 17,4%; pago de intereses en 17,9%; y las prestaciones sociales en 16,8%.

Por su parte, la inversión social totalizó G. 14.965 mil millones, que equivalen a USD 2.558 millones; representa el 56% del gasto total y se destina principalmente a los sectores de salud y educación. También, la inversión social permite impulsar los programas sociales emblemáticos, como Tekoporâ y Adultos Mayores, que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables.

La inversión física fue de G. 3.072 mil millones, correspondientes a USD 525 millones. Se destaca que el MOPC ejecutó el 67% del total de la inversión pública registrada al mes de setiembre, a través del financiamiento con Bonos Soberanos en un 28%, del BID con 12%, del FONACIDE en 9% y de CAF en 6%.