(Sin fines de lucro)

miércoles, 10 de octubre de 2018

Entró en vigencia sistema de multas electrónicas en las rutas del país

Mediante un acto realizado este miércoles en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se puso en vigencia el sistema de multa electrónica que utilizará la Patrulla Caminera para modernizar los controles, reducir la discrecionalidad y aumentar la transparencia en sus operativos en las rutas del país.


El director de la Policía Caminera, Luis Christ Jacobs, explicó que la multa electrónica es la denominación dada a un sistema adquirido por el MOPC para la Patrulla Caminera “como el inicio de la aplicación de la tecnología en los controles de las rutas”.

Con este sistema se reemplazará el papel carbónico utilizado hasta para la confección de multas por una minitablet y una impresora con código de barras.

“El sistema comprende básicamente la emisión de un documento denominado multa, con códigos de barra que permiten un movimiento más racional y ágil”, explicó el director.
Además, el sistema mantiene un registro de faltas, permitiendo implementar un sistema del descuento de puntos de la licencia de conducir, y en caso de reincidencias en faltas gravísimas, disponer la inhabilitación de la licencia. AgenciaIP

El director aseguró que la multa electrónica transparentará el trabajo de la Patrulla Caminera y aclaró que a partir de esta implementación el pago de multas en las rutas se hará solamente con tarjetas.

El conductor podrá también hacer los pagos en las 10.000 bocas de cobranza de las empresas de pago rápido existentes en el país, en el plazo de cinco días posterior a la multa, so pena de intereses en caso de demora.

En el acto de lanzamiento de la nueva tecnología, el ministro del MOPC, Arnoldo Wiens, destacó que el hecho de implementar este sistema ayuda a transparentar los procedimientos y a no caer en ningún tipo de discrecionalidad.


Hizo finalmente llamado a los conductores a tomar conciencia de cumplir las leyes tanto para la propia seguridad como la de los demás y “cambiar nuestra cultura de infractores a ser cumplidores de nuestras leyes”.