(Sin fines de lucro)

lunes, 22 de octubre de 2018

La educación es un factor clave para la cohesión y el éxito de las sociedades

La educación es la herramienta más poderosa para crear la sociedad que queremos, al tiempo que contribuye a establecer una base de cohesión social donde es posible aprovechar las mejores potencialidades, afirmó este lunes Marjo Kyllönen, experta finlandesa en educación durante el seminario internacional que se desarrolla en Asunción.


“Queremos construir una sociedad mejor para nuestros niños y es la educación la que levanta la sociedad. No podemos predecir el futuro pero podemos construirlo a través de la educación”, dijo la experta en su participación durante el panel “Habilidades del siglo 21: ¿Cómo potenciar la escuela para que responda mejor a los nuevos desafíos?”, en la primera sesión del seminario internacional.

Kyllönen remarcó que la educación es un factor clave para promover la cohesión social y que esta es una base para el éxito de la sociedad en general. “Hoy día es importante entender que la cohesión social es la clave para el éxito porque la globalización tiende a reforzar la polarización, y mediante una educación de calidad es posible ofrecer oportunidades iguales para todos”, dijo.

Señaló que la experiencia del sistema educativo de Finlandia es bastante singular, ya que la educación es muy valiosa en esa sociedad y la profesión de maestro es una de las más deseables. Resaltó también que la educación es el mayor tema del debate en tiempos electorales, tanto desde el punto de vista político como económico.

Respecto al desafío que significa la incorporación de la tecnología en la educación afirmó que no se trata solo de la tecnología sino de la transformación de la pedagogía y cómo la tecnología puede brindar un valor agregado. “Si la tecnología no añade un valor agregado al aprendizaje no es necesario incorporarlo siempre”, consideró.

En el panel debate también participó la viceministra de Educación, Nancy Ovelar, quien valoró la experiencia finlandesa y coincidió en que “la cohesión social es el primer reto que tenemos como país, porque Paraguay es un país tremendamente desigual”.

Indicó que el desafío en el sistema educativo paraguayo es la calidad de los maestros, lo que demanda una “transformación de la pedagogía” para construir un pensamiento nuevo sobre qué queremos como país. “Nos debatimos en el problema de las escuelas que se caen, pero la experiencia de Finlandia nos dice que la educación está en todas partes y no solamente puede capturarse en un espacio de cuatro paredes, y esto choca con nuestro concepto tradicional”, refirió.

En el mismo panel también participó Yoonil Auh, experto en educación a distancia de Corea, quien expuso sobre la política pública implementada por su país desde 1996 para incorporar las tecnologías de la información y comunicación (TICs) en el campo de la educación y ser protagonistas de la cuarta revolución mundial.

Detalló que este proceso ha evolucionado a través de cinco fases de desarrollo arrancó con la creación de la política de las TIC en educación en 1996, su expansión, actualización, así como integración de la educación y la tecnología que llega hasta el presente. Cada fase de este proceso fue implementado y enfatizado en periodos de cinco años, según indicó.

“En las ultimas décadas la inversión educación en ciencias y tecnología ha crecido exponencialmente porque si no nos volvemos competidores locales no podemos prevalecer y Corea es una de las naciones que se integró a nivel global a través de la inversión en tecnología”, resaltó, mediante su visión de “ser participes de la cuarta revolución industrial y no solamente consumidores de tecnología”.Agencia IP