(Sin fines de lucro)

lunes, 29 de octubre de 2018

Servicios gubernamentales es el que más crecerá en la economía al 6,6%

En la nueva estimación de crecimiento económico divulgada por el Banco Central del Paraguay (BCP), señala que para el sector primario se proyecta una tasa de crecimiento en torno al 0,6%, inferior al 1,7% del último informe. La agricultura tendría un crecimiento del 0,5%, menor al 1,3% previsto en el último informe debido a caídas en algunos rubros como el arroz, el trigo, el girasol, el sésamo y la canola. 

En contrapartida el crecimiento positivo en la producción de soja (3%), permitiría que el sector no termine en una tasa negativa. La ganadería se espera que registre una caída del 2,5%.

Se prevé que el sector secundario crezca a una tasa del 4,8% en el presente año, inferior al 6% que fuera pronosticado en julio. Dentro de dicho segmento fueron revisados a la baja los sectores de Agua y Electricidad y Manufactura. 

El ritmo de desaceleración es mayor en Agua y Electricidad, principalmente por la reducción de la producción de las binacionales debido a factores climáticos (sequía en Brasil). El sector de los servicios presenta una revisión al alza de 0,3 puntos porcentuales (del 4,4% al 4,7%) apuntalado por servicios gubernamentales (6,6%) y otros servicios (3,7%). 

Por otra parte, la reversión económica de Argentina y Brasil, empieza a tener efectos en nuestra economía, principalmente en el comercio, el cual verifica una revisión a la baja (del 6,2% al 5,8%). Con respecto a los impuestos, se espera que arroje una tasa de variación similar al periodo pasado, en torno al 5%. 

Contexto doméstico por el lado del gasto
Por el enfoque del gasto, la tasa de expansión de la economía, estará sustentada en gran medida por la demanda interna, tanto por el consumo como por la inversión, mientras que la demanda externa neta tendrá una incidencia más negativa que en la proyección de julio. 

En resumen, el endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, fluctuaciones bruscas de los tipos de cambio, reversión de los flujos de capitales, así como factores internos, han afectado las perspectivas económicas de Brasil y Argentina y, consecuentemente, a la economía paraguaya.

Sin embargo, y pese a este menor dinamismo de la actividad, Paraguay continúa registrando una tasa de crecimiento económico superior al promedio de la región, considerando que para América Latina y el Caribe se espera un crecimiento de 1,2%.