(Sin fines de lucro)

viernes, 30 de noviembre de 2018

La FED analiza un nuevo incremento de tasas en diciembre

La mayoría de los integrantes del Comité Federal de Mercado Abierto del Fed (FOMC, por su sigla en inglés) concuerda en que las condiciones económicas de Estados Unidos favorecen la posibilidad de un nuevo incremento “muy pronto”. Sin embargo, abrieron el debate para determinar en qué punto sería pertinente tomar una pausa.

De acuerdo con lo consignado en las minutas de la penúltima reunión monetaria del año, muchos miembros ven las consecuencias de la guerra comercial como un factor que podría desacelerar el ritmo de crecimiento más de lo esperado.

Identificaron como factores de riesgo para su decisión la desaceleración de China y el impacto de la creciente tensión comercial con Estados Unidos; la preocupación sobre la situación fiscal del gobierno italiano con sus más amplias implicaciones al mercado mundial, así como preocupaciones sobre el Brexit

Expusieron que, en general, la turbulencia de los mercados de renta variable no dejó mucha huella en las expectativas de política monetaria de corto plazo.

“Algunos participantes expresaron incertidumbre sobre el momento para continuar con futuros incrementos en la tasa”, y discutieron también la forma oportuna y clara para comunicar este posible cambio en la tendencia de las alzas.

Durante el año, el FOMC programa cuatro anuncios monetarios con actualización de expectativas sobre variables macro y la tasa de fondeo.

En el registro de la encuesta de septiembre, previeron un alza más en el año que llevaría la tasa a 2,50% al cierre del 2018; anticiparon tres más en el 2019, y una más en el 2020.

La discusión sobre la gradualidad de tasas deja abierta la posibilidad a un cambio en las alzas del año entrante, advirtió desde Nueva York Joseph LaVorgna, economista de Deutsche Bank.