(Sin fines de lucro)

jueves, 6 de diciembre de 2018

Empresas estadounidenses temen alza de tasas

El Libro Beige de la Reserva Federal (Fed), documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los 12 bancos centrales estadounidenses con información recopilada antes del 26 de noviembre, señala que las empresas del país norteamericano están comenzando a ver las alzas de tasas de interés como una amenaza.

El Libro Beige de la Reserva Federal (Fed), documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los 12 bancos centrales estadounidenses con información recopilada antes del 26 de noviembre, señala que las empresas del país norteamericano están comenzando a ver las alzas de tasas de interés como una amenaza.

En concreto, aunque en anteriores meses los diferentes bancos centrales ya habían asegurado que ciertas compañías observaban la política monetaria de la Fed como un riesgo, en esta ocasión es la primera vez que la autoridad monetaria lo destaca como algo general.

“La mayoría de los distritos comunicaron que las empresas se mantuvieron positivas, aunque el optimismo menguó en varias de ellas debido a la creciente incertidumbre del impacto de los aranceles, el aumento de las tasas de interés o las contracciones del mercado laboral”, se puede leer en el informe de la autoridad monetaria, publicado este miércoles.

En general, la Fed ha vuelto a recalcar que el crecimiento de las economías monitorizado por los 12 bancos centrales fue “modesto o moderado”.Asimismo, aunque el gasto de los consumidores se mantuvo “estable” y los precios aumentaron a un nivel “modesto” en la mayoría de los distritos, las empresas han alertado que los costos de las materias primas están creciendo a un mayor ritmo que los precios finales.

“Se han propagado los aumentos de costos causados por los aranceles, desde los manufactureros hasta los vendedores al por menor y los restaurantes”, ha concluido el Libro Beige.

Con respecto a las condiciones del mercado laboral, los 12 bancos centrales han vuelto a asegurar que las compañías se encontraron con una falta manifiesta de trabajadores, lo que ha provocado que el crecimiento de los salarios se encuentre en la “parte alta” del ritmo “moderado”.