(Sin fines de lucro)

jueves, 20 de diciembre de 2018

La Reserva Federal subió su tasa de interés en 0,25 puntos

Como lo esperaba el mercado, el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) de la Reserva Federal (Fed) subió la tasa en 0,25 puntos porcentuales para dejarla en un rango que va de 2,25 a 2,50 puntos, el nivel más alto desde febrero del 2008.
Es decir, en este momento la tasa de fondeo de Estados Unidos se encuentra en el nivel previo al histórico cero, donde se mantuvo durante siete años, al irrumpir la crisis financiera de septiembre del 2008.

El incremento de diciembre de 25 puntos base es el cuarto en la era Powell, y el noveno desde que inició el ciclo de normalización, justo hace tres años, en diciembre del 2015.

En los llamados dot plots, que son los resultados de la encuesta trimestral que realiza el comité a los miembros, anticipan dos alzas más el año entrante.

En la última conferencia de prensa del año, dirigida por Jerome Powell, presidente de la Fed, descartó que las previsiones de miembros del FOMC de impulsar dos incrementos más en el 2019 coloquen a la política monetaria en una tendencia restrictiva. Serán las condiciones económicas y del empleo las que determinarán el ciclo de la política monetaria.

Sobre las críticas que ha vertido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acerca de que la Fed socava sus esfuerzos por impulsar a la economía con las alzas, el banquero central aseguró que sus decisiones tienen que ver con las condiciones de la economía, no con el bienestar de los hombres de negocios.

“Todos en el comité sabemos que debemos hacer nuestro trabajo; lo asumimos con las mejores perspectivas y diagnósticos y nuestras decisiones se asumen para el interés de todas las personas, y no sólo para la gente de negocios o del mercado”, aseguró.

Todavía el martes de esta semana, Trump sugirió a los miembros del comité que no cometieran “un nuevo error” con otro incremento en la tasa.

Crecimiento moderado y tasas, arriba
De acuerdo con las expectativas de los miembros del FOMC, recabadas en la encuesta bimestral que acompaña a la reunión monetaria de diciembre, los banqueros centrales anticipan dos aumentos más de tasas en el 2019, y una más en el 2020.

La previsión dista de los tres incrementos anticipados por ellos mismos en septiembre.

En esta encuesta, donde identifican los dot plots, moderaron su expectativa de crecimiento para la economía de Estados Unidos para el 2019 desde 2,5%, donde la tenían en septiembre, a 2,3% que esperan hoy.

Igualmente ajustaron a la baja su estimación del Producto Interno Bruto (PIB) para este año y prevén que cerrará con una expansión de 3% en vez de 3,1%, anticipado previamente por ellos mismos.

El recorte en las expectativas de crecimiento no alcanzó hasta el 2020 y el 2021, para los que mantienen la previsión igual a la de septiembre en 2 y 1,8%, respectivamente.

Previeron que la tasa de desempleo cerrará este año en 3,7%, que es el mismo nivel que tenían en septiembre, lo mismo que en el 2019, cuando anticipan que estará en 3,5 por ciento.

Su pronóstico de inflación anual quedó en 1,9% para este año, lo bajaron a 1,9% para el 2019 y lo dejaron sin cambio en 2,1% para el 2020 y el 2021. Las expectativas para éste y el año entrante incorporan recortes de 2 décimas y 1 décima, respectivamente.

Dos más, en cualquier momento
Cabe recordar que desde noviembre, el presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió que a partir de enero próximo, cada una de las ocho reuniones monetarias del año vendrá acompañada de una conferencia de prensa.

Dijo que esta decisión favorecerá a tener un diálogo más directo para explicar las decisiones del comité y es un avance en transparencia. “Nos estamos moviendo a una comunicación más directa y clara y si tenemos algo que comunicar, simplemente se aprovechará cualquiera de estas ocho ocasiones programadas”.

Participantes del mercado consideran que este cambio de comunicación aumenta la posibilidad de que decidan un alza de tasas en cualquiera de los ocho anuncios.

Desde que comenzó la normalización, el 16 de diciembre del 2015, el FOMC ha subido en nueve ocasiones la tasa, sólo en las reuniones donde estuvo programada una conferencia del presidente de la Fed.

Política acomodaticia
No existe acuerdo entre los analistas sobre el sesgo de la política monetaria para el 2019.

De acuerdo con Alejandro Padilla, estratega de Banorte Ixe, a pesar del incremento de 25 puntos base, los dot plots y expectativas del PIB indican que la política monetaria tiene un sesgo dovish.

Resalta además que en la conferencia, el banquero central precisó que “la política monetaria dará menor impulso en el 2019” y que la tendencia de la inflación permitirá al comité ser paciente en la normalización hacia delante”.

En tanto desde Nueva York, Joseph LaVorgna, economista para Estados Unidos en Deutsche Bank, explica que los dichos del banquero central apuntan a que la política sigue acomodaticia.

“Al reconocer que la política podría cambiar en función de las condiciones financieras y económicas está evidenciando que sigue acomodaticia”, expuso.