(Sin fines de lucro)

jueves, 31 de enero de 2019

La FED mantiene sin cambios la tasa de interés

La Reserva Federal (Fed) está haciendo todo lo posible para calmar los mercados y dejar clara su estrategia monetaria. En su primera reunión del año, el banco central de Estados Unidos mantuvo sin cambios las tasas de interés. Pero, además, añadió nuevos mensajes en su comunicado que revelan una renovada templanza en su política de endurecimiento del precio del dinero.
“A la luz de la evolución económica y financiera mundial, y debido a las presiones inflacionarias”, la Fed aseguró que será paciente para determinar las tasas en Estados Unidos. Las tasas permanecen en un rango de entre 2,25 y 2,5% desde que en el pasado diciembre se aplicó el cuarto incremento del 2018, dejando las tasas en su nivel más alto desde marzo del 2008.

Los cambios
El mensaje divulgado por la Fed supone un claro cambio respecto a los anteriores comunicados, en los que en los que se mencionaba que serían apropiadas más alzas de tasas y se sugería que los riesgos se encontraban más o menos equilibrados. El discurso actual refleja oficialmente el nuevo ritmo en la estrategia monetaria que muchos miembros de la Fed han defendido públicamente en las últimas semanas.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dado mensajes contradictorios a los mercados, pero el comunicado divulgado refleja que la estrategia está ya clara, lo que se traduce en fuertes incrementos por parte de los principales índices bursátiles y en la caída del dólar. Todos los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto, el organismo de la Fed encargado de fijar los tipos, avalaron la decisión.

Los cambios se explican por las incertidumbres globales, que frenan el crecimiento. El Fondo Monetario Internacional ha recortado el impulso de la riqueza internacional de 3,7 a 3,5% para el 2019, al tiempo que Estados Unidos sufre las consecuencias de la guerra comercial y de un cambio de era en el que una nueva recesión está cada vez más cerca.

La Fed reconoce que la inversión empresarial se ha moderado, pero recuerda que el gasto de los consumidores sigue creciendo con fuerza. En su comparecencia tras el encuentro del banco central, Powell aseguró que espera que la economía de Estados Unidos siga impulsándose este año, aunque a menor ritmo que en el 2018, enfatizando los nuevos riesgos en el horizonte.

El presidente de la Fed señaló a Europa, inmersa en el Brexit, y China como grandes fuentes de incertidumbre, al tiempo que insistió en las consecuencias del cierre de gobierno en Estados Unidos, que se prolongó durante más de un mes, hasta el fin de semana pasado.

La comparecencia de Powell supone, por sí misma, un cambio en la estrategia de la Fed. El presidente ha decidido que siempre se expondrá a los medios después de cada reunión, frente a los encuentros alternativos que se mantenían hasta ahora.

Robusto balance
La Fed se refirió a sus planes de reducción de balance, que se disparó hasta 4 billones de dólares tras los años de crisis. Informó que, aunque continuará con sus planes de recorte mensual iniciados hace dos años, está preparada para alterar su ritmo “a la luz de la evolución económica y financiera”. La intención del banco central de seguir contando con un sistema de reservas amplio destaca sus planes de frenar la venta de deuda antes de lo previsto.


No hay comentarios :

Publicar un comentario