(Sin fines de lucro)

jueves, 28 de febrero de 2019

La economía argentina cayó 7% en diciembre

La economía argentina registró una caída de 7% en diciembre frente a igual mes del 2017, disminución con la que la actividad en el 2018 terminó 2,6% por debajo de la de un año atrás, la peor desde el 2009, según difundió el Indec, con base en el estimador mensual de actividad económica (EMAE).

La baja interanual de diciembre es la novena que se da de manera consecutiva, en un año en el que la sequía, la corrida cambiaria, la devaluación y las altas tasas de interés terminaron dejándolo por debajo del 2017. En el inicio del 2018 se esperaba que el Producto Interno Bruto (PIB) creciera 3,5%, cifra que se fue comprimiendo hasta llevarla a terreno negativo.

Los datos difundidos por el instituto de estadísticas son provisorios: en marzo dará a conocer el dato de evolución del PIB del cuarto trimestre y, con eso, la del cierre definitivo del 2018.

En su comparación frente a noviembre, diciembre mostró un crecimiento de 0,7%, cuando se toma el indicador desestacionalizado. La pregunta que surge es cuándo la actividad encontrará piso y empezará a mostrar signos de recuperación.

Fuentes de Hacienda sostuvieron que, el crecimiento de la actividad en diciembre frente a noviembre “indicaría que la recesión habría tocado su piso en noviembre y que a partir de diciembre la economía ya se encontraría en fase de recuperación”.

En ese sentido, agregaron que “algunos indicadores de actividad de enero lo confirman, incluyendo índices privados y datos oficiales de despachos de cemento, producción de autos, molienda de soja, demanda de electricidad y producción de acero, que crecieron en términos desestacionalizados en enero”.

En sí, ya en algunos otros meses en el 2018 hubo registros de mejoras mensuales puntuales, pero que no duraron más de un mes. No obstante, Caamaño Gómez sostuvo que el dato de alza de 0,7% frente a noviembre “puede ser insinuación de un piso en el tercer trimestre del 2018”.

En ese sentido, marcó que en enero hay indicadores que dieron alza en el mismo sentido. “Veremos si se sostiene todo en febrero, pero si así fuera, se confirmaría piso en el último trimestre, un piso bajo”.

De los 15 sectores productivos, sólo tres no disminuyeron en diciembre frente a igual mes del 2017: el agro creció 4,7%; seguido por enseñanza (0,4%); y servicios sociales y de salud, que se mantuvo neutro. Los 12 restantes cayeron, con un desplome pronunciado en comercio, industria y construcción, sectores que ya venían registrando bajas en los meses anteriores. Así, las ramas de actividad con mayor incidencia en la contracción interanual del EMAE en diciembre del 2018 son industria manufacturera, que cayó 14,2%; seguido por comercio mayorista, minorista y reparaciones (15,7%) y construcción, que disminuyó 12,7 por ciento.

De la mano de lo anterior, el nivel de empleo sufrió un fuerte retroceso en el 2018. En el último mes del año se registraron 191.300 trabajadores menos que en diciembre del 2017, según reportó el Ministerio de Producción y Trabajo con base en los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino.

Además del achicamiento del mercado laboral, que se traduce en menos trabajadores en la economía formal, se conoció el dato de la magnitud de la caída del poder adquisitivo. Durante el 2018, la pérdida real del poder de compra de los salarios fue de 9,3% en promedio, pero para 50% de los trabajadores que menos cobra, la pérdida fue de hasta 10,1 por ciento. El total de trabajadores registrados ascendió a 12 millones 196.000 personas en diciembre.

economiavirtual.com.py

No hay comentarios :

Publicar un comentario