(Sin fines de lucro)

martes, 9 de abril de 2019

Analizan desafíos a futuro del mercado laboral y la protección social

El Paraguay tiene grandes desafíos en el ámbito del empleo y la protección social, marcados principalmente por el tsunami tecnológico mundial y la transición demográfica.


Por eso, es necesaria una reforma educativa, así como innovaciones relacionadas al sistema de salud y seguridad social que garanticen a los ciudadanos la preparación adecuada para el futuro laboral.

Así se refirió el viceministro de la Subsecretaría de Economía del Ministerio de Hacienda, Humberto Colmán durante la apertura de la XVIII Reunión Anual Grupo BID y Sociedad Civil, que se realiza hoy y mañana, en el Bourbon Hotel de Asunción, y que tiene como tema central “El Futuro del Trabajo”.

En su ponencia, el viceministro Colmán, quien también es gobernador alterno de Paraguay ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó que nuestro país tiene una oportunidad única, dado que el 70% de la población tiene menos de 40 años, por lo cual la estructura demográfica joven constituye un activo fundamental de la economía paraguaya. Una población joven que es bien entrenada se puede insertar a las oportunidades de empleo que podrían surgir en el sector cuaternario de la economía.

Asimismo, hizo énfasis en la importancia de construir un nuevo Pacto Fiscal para el desarrollo, que permita generar las condiciones necesarias para mantener el crecimiento y estabilidad macroeconómica, reorientar el gasto público considerando las etapas del ciclo de vida y las inversiones que se requieren para sobrellevar una transformación tecnológica protegiendo y generando nuevos empleos, y una política tributaria que incentive la inversión en nuevas tecnológicas de producción. 

Por su parte, la representante del organismo multilateral en el país, Florencia Attademo-Hirt, dijo que los cambios tecnológicos de los que somos testigos cada día automatizan más empleos y afectan más ocupaciones debido a falta de calificación del capital humano, lo que ejerce una presión sobre la educación, sobre las políticas relativas al mercado laboral y sobre la seguridad social.

En ese sentido, habló sobre la necesidad de que la región invierta más en conocimiento, en tecnología y en la formación de competencias que preparen a los trabajadores para el futuro, para afrontar los mercados competitivos, nuevas tareas y nuevas profesiones.

Finalmente, dijo que la demanda actual de capacitación no es solo de habilidades digitales o técnicas, sino también de habilidades socio-emocionales y cognitivas.

Del acto de apertura participaron los ministros de Industria y Comercio (MIC), Liz Cramer; de Trabajo, Carla Bacigalupo; y de la Unidad de Gestión, Hugo Cáceres. También representantes de organismos internacionales y cooperación de 26 países de América Latina y el Caribe, y representantes de la sociedad civil.

No hay comentarios :

Publicar un comentario