(Sin fines de lucro)

lunes, 20 de mayo de 2019

Comerciantes del este reportan que 1.000 empresas dejaron de operar en el último semestre

El Grupo de Trabajo Empresarial, Fedecamaras informó que el comercio en la zona fronteriza del este del país no está pasando por su mejor momento, ya que de las 4.300 empresas que estaban operando durante el último año, 1.000 han dejado de operar a causa de la suba del dólar y la situación económica negativa de Argentina y Brasil. Esto generó de 5.000 a 6.000 empleos perdidos.

El presidente de la Fedecamaras, Tony Santamaría, afirmó que el comercio de frontera es un negocio internacional, por lo que existen limitaciones, ya que se depende del cambio del dólar y de la situación económica de los países vecinos como Argentina y Brasil.
«Paraguay al ser un país mediterráneo tiene sus limitaciones ya que al no contar con el medio más barato que el marítimo, debe traer sus contenedores desde China al Brasil que cuenta 3.200 dólares y de ahí a la frontera con Paraguay otros 8.000 dólares», sostuvo.
En ese sentido dijo que el costo de traslado de los contenedores es lo que limita al Paraguay a ser un centro de distribución sumado a la situación económica que afrontan actualmente Argentina y Brasil.
«Hay una preocupación porque está es una realidad que viven muchos consumidores, quienes no tomaron el recaudo necesario y se endeudaron con miras a que mejore la economía. A eso se debe sumar que el narcotráfico y el contrabando van a prosperar ya que Brasil en vez de facilitar las cosas pone controles herméticos, impuso la cota de compra para turistas de hasta 300 dólares y por ello ya vienen a comprar desde Sao Paulo u otras ciudades», refirió.
Santamaría afirmó que la única manera de subsistir en la frontera es ser competitivos, para lo cual hay que actualizar las reglas del juego en el comercio de la frontera. «Esto no es cuestión de bajar los impuestos por bajar, sino que se deben seguir los diálogos con las partes (Gobierno y empresarios), aquí hay que arreglar muchas cosas y se deben analizar todos los puntos», sostuvo.
El empresario afirmó que en los últimos seis meses el comercio en la región Este del país se redujo un 70%, del total de 4.300 empresas que estaban trabajando con la Federación cerca de 1.000 tuvieron que cerrar por lo que actualmente solo funcionan 3.300 empresas. Esto también acarreó el despido de 5.000 a 6.000 personas.
«Lo razonable es darle tiempo al Gobierno para que se puedan analizar los puntos entre las partes, Aduanas debe mejorar su administración y debemos contar con un comercio transparente para que el país pueda disfrutar de los beneficios internacionales y se integre a las naciones que son señaladas como seguras para la inversión», finalizó el presidente.
FUENTE: IP

No hay comentarios :

Publicar un comentario