(Sin fines de lucro)

viernes, 5 de julio de 2019

Entregan mas de 14.000 plantas medicinales en lo que va del año

La Itaipu Binacional ya entregó un total de 14.034 plantines medicinales en el primer semestre de este año, lo que representa un aumento del 75%, en comparación al primer semestre de 2018, periodo en el que se repartieron 8.018 unidades.

Igualmente, se distribuyeron 11.683 sobres de hierbas deshidratadas, que constituye el 80,6% de incremento con relación a los primeros seis meses del año pasado, en los que fueron repartidos 6.468 sobres.

Esta iniciativa corre por cuenta de la Dirección de Coordinación a través de la División de Acción Ambiental y su proyecto de Plantas Medicinales, que tiene como objetivo rescatar y preservar los conocimientos del uso, manejo y cultivo de las plantas medicinales, como también, ofrecer un valor agregado a los pequeños productores y a la comunidad educativa mediante capacitaciones y apoyo en la implantación de huertos.

Tanto los plantines como los sobres de hierbas deshidratadas fueron entregados en actividades realizadas por la Entidad, así como en eventos patrocinados y en los que participó, al igual que a los visitantes que llegaron hasta el herbolario.

El huerto produce especies como Cedrón, Boldo, Menta, Perdudilla, Romero, Cangorosa, Jaguarete Ka’a y muchas otras variedades populares de nuestra cultura. El crecimiento de estas plantas se da de forma orgánica y se pasa por un cuidadoso proceso para obtener el producto final. Anualmente se produce un promedio de 50.000 plantines.

Las hierbas se consumen en bebidas tradicionales como el mate y el tereré, o como infusiones, de acuerdo con sus propiedades medicinales, cuyas especificaciones están escritas por los sobres que se distribuyen. La cosecha diaria oscila entre 12 y 15 kilos de hierbas, que se procesan para el envasado correspondiente.

Este proyecto se inició en el año 2003 y desde entonces aumentó su producción anualmente. Desde el 2013 se cuenta con el Herbolario de Plantas Medicinales, donde se realiza el procesamiento de las especies cosechadas, como también el secado y envasado de las hierbas deshidratadas para su posterior distribución, sin costo, tanto a particulares como a pequeños productores.

El enfoque del proyecto no es solo producir, sino también preservar las especies, en especial aquellas que están en vías de extinción como la Cangorosa. El objetivo es que la gente cultive sus hierbas y a partir de su producción realice una cosecha selectiva para comercializar sin amenazar la biodiversidad medicinal, indicaron los técnicos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario