(Sin fines de lucro)

viernes, 12 de julio de 2019

«Que se quede tranquila la ciudadanía, de ninguna manera esto es un impuestazo»

El viceministro de Economía, Humberto Colmán, ratificó que el proyecto de reforma tributaria, aprobado ayer en la Cámara de Diputados, no afectará a la ciudadanía sino que contribuirá a la simplificación y equidad del sistema tributario del país. «Que se quede tranquila la ciudadanía, de ninguna manera esto es un impuestazo», dijo.

En conversación con Radio Nacional del Paraguay, Colmán manifestó que el Ejecutivo está satisfecho con el resultado del estudio del proyecto ayer en la Cámara de Diputados, donde si bien se dieron algunas modificaciones, las mismas no alteran la esencia del proyecto.
«Nosotros estamos satisfechos porque lo que tiene que ver con la esencia del proyecto, el nuevo sistema que se propone que sea más equitativo, eso se ha aprobado. Los cambios que se han dado son cambios menores, en el tema de las tasas de los selectivos», evaluó.
Asímismo, el viceministro fue enfático en aseverar que con este proyecto «de ninguna manera se afecta a los segmentos de ingresos bajos ni medios sino todo lo contrario».
Aseguró que el objetivo es generar más recursos de aquellos que tienen capacidad contributiva, es decir los estratos de ingresos más altos, y poder destinar esos recursos hacia aquellos que más lo necesitan en educación, salud e infraestructura.
«Hoy ya tenemos un IVA que recauda bien pero no es específicamente un impuesto progresivo o justo. Lo que queremos ahora es que tengamos impuestos que le den mayor justicia a nuestro sistema tributario», dijo.
En ese sentido pidió a la ciudadanía estar «tranquila, que este proyecto no le va a afectar a los estratos más bajos de ingresos ni a los estratos medios de ingresos, esto lo que busca es simplificar el sistema tributario, busca que aquellos que tengan mayor capacidad contribuyan más».
Entre otros puntos explicó que con este reordenamiento hay algunos sectores que antes no pagaban el impuesto a los dividendos, como el sector agropecuario, que ahora también, «por un concepto de equidad, así como lo paga el sector de comercio, industria y servicio, van a tener que contribuir».
En cuanto al Impuesto a los Dividendos y Utilidades señaló que se establece un reordenamiento, donde desaparece la tasa del 5% intermedio y se trasfiere ese porcentaje al que recibe los dividendos, lo que al final implicará una reducción de la tasa efectiva del 27 al 24% para la inversión extranjera y del 18 al 17% para la inversión nacional.
«Muy lejos de ser un impuestazo como se dice este es un reordenamiento que le da mayor competitividad a la economía», reiteró.
Con relación a la calidad del gasto, aspecto que cuestionado en la sesión de ayer en Diputados, Colmán subrayó que el proyecto incluye un artículo que establece que todo lo recaudado adicionalmente irá destinado exclusivamente a programas de educación, salud e infraestructura.
«Tenemos la intención de que en la reglamentación se establezca claramente que los recursos se asignarán de acuerdo a los proyectos que se presenten en estos ámbitos y en función del retorno económico y social que puedan tener esos proyectos», indicó.
Resaltó que «de ninguna manera la intención es que esos recursos adicionales vayan a financiar otra vez gastos corrientes y administrativos, eso es justamente lo que queremos evitar».
Con todos los reordenamientos y ajustes que implica el proyecto, el Ejecutivo confía en recaudar un monto adicional equivalente al 0,7% del Producto Interno Bruto, es decir unos 300 millones de dólares, los que impactarán positivamente en los recursos públicos, considerando el periodo de implementación, desde el ejercicio 2021.

No hay comentarios :

Publicar un comentario