Washington.- El crecimiento del empleo en Estados Unidos se frenó más de lo previsto en agosto, con descensos en las contrataciones en el sector minorista por séptimo mes seguido, pero fuertes alzas en los salarios deberían apoyar el gasto del consumidor y la expansión de la economía en medio de la tensión comercial con China.
El informe mensual del empleo del Departamento del Trabajo también mostró el viernes un repunte de la semana laboral ya que las fábricas aumentaron las horas de trabajo tras reducirlas en julio. El menguante camino de la economía, resaltado por una inversión de la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro, ha sido atribuido en gran parte a la guerra comercial con Pekín.
La economía también enfrenta riesgos derivados de un posible Brexit sin acuerdo y una desaceleración del crecimiento en China y el resto del mundo.
Los mercados esperan que la Reserva Federal baje las tasas de interés este mes para respaldar la expansión económica más larga en los registros, con 11 de años. El banco central redujo los costos del endeudamiento en julio por primera vez desde 2008.
Las ganancias en el empleo han promediado 156.000 en los últimos tres meses, por sobe los casi 100.000 por mes que se necesitan para compensar el crecimiento de la población en edad laboral. La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en un 3,7% por tercer mes seguido en agosto, mientras 571.000 personas ingresaron a la fuerza laboral.
"Es consistente con la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos", dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch Ratings en Nueva York. "Pero no parece que se acerque a un inminente territorio de recesión".
Las nóminas no agrícolas se incrementaron en 130.000 puestos el mes pasado, informó el gobierno. La economía estadounidense creó 20.000 puestos menos en junio y julio de lo que se había reportado previamente. Economistas consultados por Reuters habían calculado un alza de 158.000 empleos en agosto.
Una peculiaridad estacional podría explicar el aumento menor al estimado en el empleo el mes pasado. En los últimos años, la cifra inicial de agosto ha tendido a mostrar un sesgo débil, pero las revisiones muestran una mayor fortaleza.
Pero el menor incremento del empleo está en línea con los fuertes declives de las mediciones realizadas en el sector manufacturero y de servicios del Instituto de Gerencia y Abastecimiento de agosto.
Las ganancias en el empleo han promediado 156.000 en los últimos tres meses, por sobe los casi 100.000 por mes que se necesitan para compensar el crecimiento de la población en edad laboral. La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en un 3,7% por tercer mes seguido en agosto, mientras 571.000 personas ingresaron a la fuerza laboral.
Mientras, los sueldos promedio por hora tuvieron un alza de 0,4% en agosto, el mayor incremento desde febrero, tras avanzar 0,3% en julio. Pero la subida anual en los salarios se redujo a 3,2% desde 3,3% en julio.
El aumento de los salarios se ha mantenido en o por sobre el 3% por 13 meses consecutivos, ayudando a respaldar el gasto de los consumidores y a la economía.
La semana laboral repuntó tras caer a su menor nivel en casi dos años en julio. El promedio aumentó a 34,4 horas en agosto desde 34,3 en julio. Una medición de las horas trabajadas, que es un barómetro del Producto Interno Bruto, se incrementó un 0,4% tras bajar un 0,2% en julio.
Fuente America Economia.