(Sin fines de lucro)

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Sector privado se mantiene tranquilo ante posible acuerdo

En la jornada de ayer se realizó la reunión entre la ministra de Industria y Comercio (MIC), Liz Cramer, y el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes. No se tienen datos precisos de lo que se trató en la misma, pero en comunicación con referentes del rubro automotriz, se menciona el punto de vista y las posibles reacciones que podrían existir ante una posible negociación de acuerdos binacionales.


En el año anterior, los registros estadísticos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), señalan que de un total de 116.000 unidades importadas, casi 74.000 correspondieron a vehículos usados.

El vicepresidente del Centro de Importadores de Vehículos Usados (CIVU), Luis Pereira, explicó que desde su mesa directiva se sienten muy tranquilos ya que la ministra Cramer explicó que el ingreso de vehículos usados
provenientes de diferentes lugares, no se tratará en el acuerdo automotriz.

Hace bastante tiempo que se mantienen a la cabeza de las importaciones los vehículos usados con respecto a las unidades cero kilómetro.En el 2018, aumentó el porcentaje de vehículos nuevos, pero los de segunda mano
también aumentaron en cantidad y representaron el 64% del total, según los datos oficiales de Aduanas.

CADAM
El presidente de la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (Cadam), Miguel Carrizosa, también explicó que para este segundo año se esperaba un mínimo repunte para el cierre del año.

“Con respecto al acuerdo automotriz, solo puedo mencionar que estamos en completa tranquilidad con respecto a la capacidad de negociación de la ministra, sabemos que en cada punto tendrá en cuenta lo que más nos beneficie como país por sobre todo”, agregó.

Carrizosa destacó que también que se deben tener en cuenta muchos puntos para ingresar a la cadena productiva de la región ya que esto se va a traducir en un crecimiento significativo en cuanto a
empleo y beneficiará al país.

“Tanto cigüeñeros como playas, en lugar de vender usados van a poder ofrecer un 0km. con garantías. Hablamos de crecimiento y trabajo que por sobre todo sería formal”, mencionó.

En el 2017 se importaron casi 68.000 autos usados, de los cuales poco más de 59.000 fueron de unidades con más de diez años de antigüedad. En comparación con el 2018, la tendencia prácticamente no varió, teniendo en cuenta que de casi 74.000 usados importados, 67.000 correspondieron a autos de más de una década de fabricación.

De acuerdo con los antecedentes, hasta ahora, las unidades más viejas, dado su menor costo, son las más vendidas y accesibles para los clientes de las playas de ventas de este sector. En contrapartida, las más nuevas ya tienen un costo más alto y, en algunos casos, con escaso margen para competir con ciertos modelos cero kilómetros que se ofertan en el mercado.

En el comparativo de las importaciones entre el 2017 y el 2018, se observa que los vehículos de mayor ingreso siguen siendo los de más de diez años de uso, gracias a un polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia, que declaró inconstitucional la disposición de la Ley 4333, que restringe la importación de rodados de más de una
década de fabricación.

Siguiendo con el comparativo, en el 2017 los vehículos de más de una década representaron el 88% del total importado. En el 2018, representaron el 87 por ciento del total de usados importados.

Pero esto trasladado a números revela que el año pasado hubo un incremento de 7.807 unidades más que en el 2017 de los que superan los diez años de antigüedad. En este incremento habría tenido alta incidencia la campaña conjunta iniciada con varias importadoras de conocidas marcas de plaza, para financiar vehículos con valor desde nueve mil dólares a una baja tasa de préstamo otorgado por el Banco Nacional de Fomento (BNF) y a un plazo de pago de hasta 60 meses.

Por Karen Martínez
kmartinez@5dias.com.py

Fuente 5 Dias

No hay comentarios :

Publicar un comentario